Definición de Paleolítico etapas (inferior, medio, superior), y características

Mercedes Roch
Lic. en Historia

Se conoce como Paleolítico al primer y más extenso período de la Prehistoria el cual abarcó desde el momento en que el Homo comenzó a fabricar sus herramientas por primera vez, hace aproximadamente 2.000.000 de años, hasta la la Revolución Neolítica (9.000 a. C).

La periodización tradicional del Paleolítico establece una división en tres momentos históricos según las características específicas: Paleolítico inferior, Paleolítico medio y Paleolítico superior. No obstante, más allá de las diferencias entre cada uno de ellos, los tres momentos tuvieron en común el uso de herramientas elaboradas con piedras, el modo de subsistencia cazador-recolector, el nomadismo, y la difusión del arte rupestre como forma de representación cultural.

Clasificación temporal: Paleolítico inferior, medio y superior

Para facilitar su estudio, la historiografía ha dividido al período Paleolítico en tres etapas fundamentales según las características compartidas. No obstante, esta periodización solamente es válida para Europa, Asia y África, ya que el desarrollo de la humanidad en el resto del mundo conoció procesos diferentes.

Así, en la periodización tradicional, en primer lugar se encuentra el Paleolítico inferior, es decir, la etapa comprendida entre 2.000.000 a. C hasta 250.000 a. C. Fue en dicho momento histórico que coexistieron la mayor cantidad de homininos: Homo habilis, Homo ergaster, Homo antecessor, Homo heidelbergensis, y las primeras formas de Homo neanderthaliensis y Homo sapiens.

La segunda etapa se conoce como Paleolítico medio. Este período abarcó desde el 250.000 a.C. hasta el 30.000 a.C y se caracterizó por el uso de herramientas más sofisticadas. Es de destacar que en la historiografía clásica se ha definido al Paleolítico medio por la existencia y desarrollo del Homo neanderthalensis. No obstante, en la actualidad hay una mirada crítica de dicha postura ya que se ha demostrado que el Homo neanderthalensis no es un antepasado del Homo sapiens, sino una especie diferente.

Finalmente, el último período, comprendido entre el 30.000 a.C. y el 10.000 a.C., es el Paleolítico superior. En dicha etapa todas las especies de Homo fueron sustituidas por el sapiens que fue el único que logró sobrevivir. Se estima que ello fue gracias a que poseía un lenguaje que le permitía la comunicación para planear estrategias de supervivencia de forma colectiva.

Características

El Paleolítico fue un período histórico, comprendido entre 2.000.000 a. C. y 10.000 a. C., en que las comunidades humanas compartieron una serie de características comunes. Fundamentalmente es importante tener en cuenta que la mayor parte de esta era histórica transcurrió durante las glaciaciones, lo cual fue determinante para ciertos desarrollos de la vida humana.

En primer lugar, destaca la utilización de la piedra para la fabricación de herramientas. De hecho, esta característica es la que da nombre al período puesto que “paleolítico” proviene del griego palaiós (antiguo) y lithos (piedra). Así, una de las primeras herramientas producidas por el humano fue el hacha de mano, la cual se utilizaba para cortar madera, cazar y preparar las pieles. Asimismo, para el Paleolítico superior también se encontró registro de flechas, arpones, raspadores de pieles, punzones para hacer agujeros y lámparas elaboradas con piedras ahuecadas en las que se colocaba grasa para ser utilizada como combustible.

En cuanto a la subsistencia, en el Paleolítico las comunidades vivían de la caza, la pesca y la recolección de frutos, hojas y raíces. La necesidad de perseguir a su alimento implicó que llevaran un estilo de vida nómada. Ello, a su vez, determinó otras características del período como la ausencia de asentamientos ya que las comunidades se refugiaban en cuevas o construían viviendas precarias y provisorias con palos y pieles de animales. Además, el nomadismo fue una traba para el desarrollo de elementos más difíciles de transportar como vasijas o herramientas para trabajar la tierra.

Por otro lado, las comunidades se movían en bandas u hordas, es decir, grupos reducidos de personas que compartían el espacio en que vivían y sus actividades de subsistencia debido a que la búsqueda de alimentos consistía en una actividad grupal. Es de destacar que las dificultades para encontrar el alimento establecían que la esperanza de vida fuera de entre 20 y 30 años lo cual, a su vez, dificultaba enormemente el crecimiento demográfico.

Además de lo mencionado, de este período data el descubrimiento del fuego, un cambio tecnológico que brindó una gran cantidad de beneficios al humano como la capacidad de cocinar los alimentos, la protección del frío, la iluminación y la posibilidad de espantar animales. Otra cuestión de importancia del Paleolítico fue el desarrollo del arte rupestre por el cual, mediante pintadas en cuevas con pigmentos vegetales, generalmente se representaba escenas de caza. Ello es fundamental porque nos da cuenta de que el humano ha tenido la capacidad de hacer representaciones culturales desde sus orígenes.

Definición siguiente. Prehistoria >>

Autora

Escrito por Mercedes Roch para la Edición #111 de Enciclopedia Asigna, en 05/2022. Mercedes es Profesora y Licenciada en Historia, egresada de la Universidad de Buenos Aires, Argentina. Maestranda en Estudios Culturales Latinoamericanos. Autora de Primeras (Editorial Malisia).