Definición de Fuentes Históricas clasificación, y ejemplos

Mercedes Roch
Lic. en Historia

Las fuentes históricas es la documentación testimonial, en sus diferentes formas, que permite a los historiadores acercarse al conocimiento del pasado. Así, son fundamentales para investigar la Historia siguiendo el método científico, ya que evitan la especulación al momento de elaborar una hipótesis sobre el hecho a analizar. Los historiadores cotejan distintas fuentes, las comparan y las analizan en relación con su contexto con el objetivo de acercarse a la verdad histórica. No obstante, es necesario tener en cuenta que las fuentes no son un fiel reflejo de la realidad, sino que fueron producidas por personas con intencionalidades específicas, por lo que es necesario interpretarlas críticamente para arribar a un conocimiento completo del pasado.

Clasificación

Las fuentes históricas se clasifican en fuentes primarias, que son aquellas que fueron producidas por los contemporáneos respecto del tema abordado; y en fuentes secundarias, aquellas elaboradas por los investigadores luego de analizar fuentes primarias, es decir, que se construyen a posteriori de lo sucedido. Así, las primarias son puras en el sentido de que deben ser interpretadas para que nos digan una verdad, mientras que las secundarias son interpretaciones científicas de lo acontecido.

A su vez, las fuentes históricas también se clasifican en:

• Escritas: son todos aquellos documentos que cuentan con una redacción de algún tipo, ya sean periódicos, documentos oficiales, obras literarias, intercambios epistolares, entre otras.

Materiales: se trata de los restos que aún perduran de un momento del pasado como herramientas, utensilios u objetos de cualquier tipo.

• Artísticas: son aquellas que han sido producidas con el fin específico de crear arte. Entre ellas se encuentran las esculturas, pinturas, fotografías y películas.

• Arquitectónicas: las mismas se refieren a aquellas fuentes que han modificado el espacio mediante construcciones. Algunos ejemplos son los monumentos, templos y tumbas.

• Orales: se trata de explicaciones verbales respecto de un suceso del pasado, fundamentalmente narradas por personas que han vivido dicho suceso. Así, los testimonios, canciones o leyendas transmitidas de generación en generación constituyen fuentes orales.

Análisis de las fuentes históricas

Con el objetivo de investigar acerca de un hecho del pasado, el primer paso a seguir consiste en recolectar la mayor cantidad de fuentes posibles, ya sean estas primarias o secundarias. Así, según el período histórico analizado, las principales fuentes utilizadas variarán en su clasificación. En este sentido, si estamos buscando analizar el período paleolítico, por ejemplo, no contaremos con fuentes primarias orales, arquitectónicas o escritas que nos brinden información, pero sí podremos analizar fuentes materiales o artísticas.

Luego de haber recolectado las fuentes, el próximo paso para realizar una investigación histórica siguiendo el método científico, consiste en analizar las fuentes comparándolas entre sí y poniéndolas en relación con el contexto analizado.

Finalmente, luego de haber analizado las diversas fuentes, es posible llegar a la reproducción interpretativa del hecho acontecido. Respecto de este último paso, es importante señalar que nunca se deben forzar a las fuentes para que digan lo que el historiador está buscando, pero tampoco se las debe tomar como la verdad absoluta: hay que realizar una interpretación en base al análisis comparativo y a la contextualización ya las mismas fueron producidas por personas que, por el hecho de ser sujetos, han producido fuentes subjetivas.

Ejemplos

Todos los sucesos del pasado nos legan algún tipo de fuente que nos permite analizar lo acontecido. En ese sentido, si estamos buscando investigar sobre el período paleolítico, podemos analizar al arte rupestre como una fuente primaria artística que nos brindará información acerca de la importancia de la caza para sus contemporáneos, por ejemplo.

Otro caso trascendental es el de la Pirámide de Guiza, una fuente primaria arquitectónica que nos habla acerca del poder de los faraones en el Antiguo Egipto.

Por otra parte, el diario personal que llevó Cristóbal Colón en su viaje a América es una fuente primaria escrita que ayuda a comprender la visión que tuvieron los españoles respecto de los nativoamericanos cuando entraron en contacto con ellos. Sin embargo, si estamos buscando analizar la vida de los incas antes de la conquista, podemos analizar fuentes primarias materiales como los quipu.

Por su parte, las fuentes primarias orales han sido muy utilizadas por los historiadores que investigan acerca de las dictaduras militares en Latinoamérica a fines del siglo XX. En esos casos, se entrevista tanto a los dictadores como a los miembros de la sociedad civil para llegar a una verdad más acabada.

Finalmente, es importante tener en cuenta que una investigación sobre un suceso del pasado puede pasar de ser una fuente secundaria a ser una fuente primaria si lo que se está buscando es analizar el estudio de la Historia en el período determinado en que fue producida dicha obra.

Definición siguiente. Relato histórico >>

Autora

Escrito por Mercedes Roch para la Edición #111 de Enciclopedia Asigna, en 04/2022. Mercedes es Profesora y Licenciada en Historia, egresada de la Universidad de Buenos Aires, Argentina. Maestranda en Estudios Culturales Latinoamericanos. Autora de Primeras (Editorial Malisia).