Definición y ejemplos de la División Social del Trabajo

Mercedes Roch
Lic. en Historia

La división social del trabajo es un concepto propio de la economía que implica la separación del trabajo en tareas especializadas dentro de un mismo sistema de producción con el objetivo fundamental de aprovechar al máximo los recursos disponibles.

Es de destacar que la división del trabajo no solo tiene que ver con las capacidad y las técnicas desarrolladas por cada individuo, sino que también se encuentra en relación con la posesión de cierto capital, sea este dinero, recursos naturales o herramientas específicas.

Si bien la especialización estimula el intercambio y la cooperación, también favorece la aparición de desigualdades sociales ya que las tareas realizadas dentro de un sistema de división del trabajo implica la jerarquización de quienes forman parte del mismo.

Historización

Se estima que la división social del trabajo surgió en tiempos prehistóricos. Fundamentalmente se entiende que durante el período paleolítico existía una división sexual para la obtención de alimentos por la cual las mujeres recolectaban frutos y bayas, mientras que los hombres cazaban animales. Posteriormente, durante el período neolítico, se estipula que la división social del trabajo se volvió más compleja. Esto fue así porque, al haberse descubierto la agricultura que brindó la posibilidad de contar con un excedente, ya no fue necesario para todas las personas salir a buscar su alimento. En este sentido, en la sociedad aparecieron tareas especializadas relacionadas con el comercio, las artesanías, la administración de los recursos y la protección de los mismos mediante la fuerza.

La división social del trabajo continuó durante la Edad Antigua, período en que los esclavos y los campesinos realizaban los trabajos básicos para la subsistencia, mientras que un grupo diferenciado de artesanos, comerciantes y elites políticas se alejaron de las labores agrícolas. Con el paso al feudalismo, los campesinos continuaron trabajando las tierras, mientras que los señores feudales se especializaron en la protección de las tierras y la administración de los recursos,

Sin embargo, la división social del trabajo se llevó al extremo con la instauración del modo de producción capitalista. En dicho sistema, además de la división entre poseedores de los medios de producción y los poseedores de su fuerza de trabajo, la división se dio también hacia el interior de la elaboración de un mismo producto con el objetivo de ahorrar tiempo y, por lo tanto, capital. Esto brindó la posibilidad de elaborar un producto de menor costo pero también aumentó las diferencias dentro de una misma clase ya que se estipuló un salario específico según la actividad realizada.

Características

Si bien la división social del trabajo ha presentado características diferenciadas según el período analizado, en la generalidad podemos destacar las siguientes:

• Cada miembro de la sociedad tiene una ocupación específica.
• Las diferencias particulares facilitan la especialización de las tareas.
• Favorece el aumento de los niveles de productividad ya que se explotan las capacidades técnicas y la experiencia de quienes forman parte de la misma.
• Reduce los costos de producción.
• La dedicación a una única tarea, permite ahorrar tiempo.
• Implica la cooperación mutua entre los miembros de una sociedad.
• Genera un aumento de la dependencia entre los miembros de una sociedad.
• Establece jerarquías que pueden llevar a relaciones desiguales de producción.

Ejemplos

Un ejemplo inicial es la división prehistórica del trabajo por la cual los hombres se dedicaban a la caza y las mujeres a la recolección. Ello nos habla acerca de una voluntad intrínseca a la cooperación en las sociedades humanas, ya que, aunque se trataba de una división simple, permitía satisfacer las necesidades alimenticias de la comunidad. Asimismo, se estima que dicha división habría estimulado la aparición de jerarquías entre hombres y mujeres en relación con la calidad de las tareas que realizaban.

En la actualidad, como mencionamos, además de haber aumentado la especialización de las ocupaciones, también existen las divisiones dentro de un mismo trabajo. Ejemplo de ello es el sistema de cadena de montajes que se aplica en la mayor parte de los establecimientos fabriles del mundo.

Finalmente, vale la pena señalar el caso de la división internacional del trabajo, surgida a fines del siglo XIX, por la cual son las naciones las que se especializan en cierto tipo de producción y, de esta forma, se insertan en el mercado mundial como productoras de materias primas o como productoras de bienes manufacturados.

Definición siguiente. Modo de Producción (en Marx) >>

Autora

Escrito por Mercedes Roch para la Edición #113 de Enciclopedia Asigna, en 07/2022. Mercedes es Profesora y Licenciada en Historia, egresada de la Universidad de Buenos Aires, Argentina. Maestranda en Estudios Culturales Latinoamericanos. Autora de Primeras (Editorial Malisia).