Definición de Tejido Conjuntivo características, y clasificación

Tatiana Bengochea
Lic. en Ciencias Biológicas

El tejido conjuntivo incluye a un grupo diverso de tejidos del organismo que tienen como función dar apoyo, proteger y relacionar entre sí a los otros tres tipos principales de tejidos: epitelial, nervioso y muscular.

Características del tejido conjuntivo

Si bien existe una diversidad de tejidos conjuntivos, todos comparten ciertas características comunes que los agrupan dentro de dicha categoría. La principal característica de los tejidos conjuntivos es que presentan una gran cantidad de matriz extracelular con una relativamente escasa cantidad de células que en general no están relacionadas estructuralmente de forma directa.

La matriz extracelular se compone de proteínas estructurales fibrosas, principalmente de fibras colágenas, reticulares y elásticas, que le confieren al tejido elasticidad y resistencia. Además, se pueden encontrar otras moléculas especializadas que forman lo que se conoce como sustancia fundamental, formada por complejos de proteína y carbohidratos, como así también por carbohidratos libres.

La matriz extracelular puede ser líquida, fibrosa, gelatinosa, elástica, rígida o sólida. En el caso de que sea sólida, puede presentan distintos grados de dureza, de acuerdo al tipo de tejido conjuntivo del que se trate. La forma de la matriz extracelular del tejido conjuntivo dependerá su composición proteica específica y del tipo de células que lo forman.

Clasificación del tejido conjuntivo

Como se mencionó anteriormente, existen diferentes tipos de tejidos conjuntivos que se clasifican de acuerdo a la composición de la matriz extracelular y al tipo de células que la forman. Estos son:

- Tejido conjuntivo laxo: Este tipo de tejido conjuntivo es el que se puede encontrar asociado con la mayoría de los epitelios del organismo. Contiene una presencia relativamente alta de células embebidas en una matriz extracelular formada por fibras colágenas de distribución laxa, es decir, que no están ordenadas, y una gran proporción de sustancia fundamental. Las células que lo forman son principalmente fibroblastos, que comparten el espacio con células del sistema inmune que reaccionan allí ante agentes extraños.

- Tejido conjuntivo denso: Se trata de un tejido conjuntivo que presenta mayor resistencia producto de la mayor densidad y disposición ordenada de las fibras colágenas en su matriz extracelular, con una relativa escasez de sustancia fundamental. Si presenta pocas células con una gran cantidad de fibras colágenas se denomina ‘’tejido conjuntivo denso no modelado o irregular’’. Si, por el contrario, presenta gran proporción de fibras y células ordenadas en haces paralelos compactos, se lo denomina ‘’tejido conjuntivo denso modelado o regular’’. Este último es el que forma los tendones y ligamentos, por ejemplo.

A su vez, hay otros tipos de tejidos conjuntivos especializados en diversas funciones que forman estructuras específicas del cuerpo. Las matrices extracelulares de estos tejidos presentan propiedades y características que responden al cumplimiento de dichas funciones y permiten su diferenciación y clasificación. A continuación, mencionamos a los principales:

- Tejido cartilaginoso: En adultos humanos, el tejido cartilaginoso se puede encontrar en zonas como la nariz, las orejas, la tráquea, los extremos de los huesos y en los discos intervertebrales, pero forma el esqueleto completo de los embriones. También constituye el esqueleto de algunos peces. Junto con el tejido óseo, pertenece a la categoría de tejidos conjuntivos propiamente dichos, y se caracteriza por ser resistente, pero a la vez flexible, ya que posee una matriz extracelular sólida pero elástica con gran proporción de colágeno. Las células que forman este tejido se denominan condrocitos.

- Tejido óseo: El tejido óseo forma los huesos del esqueleto de la mayoría de los vertebrados. Su principal función es la de dar sostén al cuerpo y permitir el movimiento, ya que los huesos se encuentran en estrecha relación con los músculos. El tejido óseo se caracteriza por tener una matriz extracelular formada por colágeno y fosfato de calcio en forma de cristales de hidroxiapatita. Esta mineralización le otorga al tejido óseo gran rigidez y resistencia, y funciona como una reserva de calcio que es utilizado para un sinfín de procesos celulares en el organismo, como por ejemplo la contracción muscular. Junto con el tejido cartilaginoso, el tejido óseo pertenece a la categoría de tejidos conjuntivos propiamente dichos. Los principales tipos celulares que se pueden encontrar en el tejido óseo son los osteocitos, osteoblastos y osteoclastos.

- Tejido sanguíneo: La matriz extracelular del tejido sanguíneo es líquida y constituye el plasma. Contiene una gran diversidad de iones y moléculas (hormonas, anticuerpos, enzimas, nutrientes, metabolitos, gases, etc.), que son transportadas por todo el organismo para ser utilizadas por las células, o bien para ser eliminadas como desechos. Las células del tejido sanguíneo incluyen a los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y las plaquetas. El plasma, en conjunto con las células mencionadas, forma la sangre.

- Tejido adiposo blanco: Se trata de un tejido conjuntivo formado por células especializadas en la acumulación de grasa como sustancia de reserva de energía. Estas células son los adipocitos, que además de la función metabólica mencionada, cumplen una función de protección de los órganos del abdomen y ayudan al mantenimiento de la temperatura corporal.

Importancia del tejido conjuntivo

El tejido conjuntivo cumple importantes funciones dentro del organismo. Como se mencionó, es el encargado de dar soporte, proteger y relacionar a los otros tipos de tejidos, pero por sí mismo también tiene otras funciones.

Los tejidos conjuntivos propiamente dichos como el óseo y el cartilaginoso brindan estructura y movilidad al organismo. A su vez, el tejido adiposo, por ejemplo, cumple funciones metabólicas funcionando como reservas de energía y ayudando al aislamiento térmico; y los tejidos sanguíneos transportan a través de todo el organismo las sustancias esenciales para la vida.

Explicación del tejido conjuntivo en video

Definición siguiente. Tejido Epitelial >>

Referencias bibliográficas

• Curtis, H. y Cols. (2015). ‘’Invitación a la Biología en contexto social’’. Séptima edición. Buenos Aires: Médica Panamericana.

• Ross, M. H. & Pawlina, W. (2012). ''Histología''. Buenos Aires: Médica Panamericana.

Autora

Escrito por Tatiana Bengochea para la Edición #110 de Enciclopedia Asigna, en 03/2022. Tatiana es Lic. en Ciencias Biológicas y Prof. en Biología. Graduada en la UBA, Arg.