Definición de Estómago función, y estructura

Tatiana Bengochea
Lic. en Ciencias Biológicas

El estómago es un órgano perteneciente al sistema digestivo. Se trata de una región engrosada del tubo digestivo, con forma de J, ubicada entre el esófago y el intestino delgado, justo por debajo del diafragma.

Función del estómago

Consiste en recibir el bolo alimenticio desde el esófago, almacenarlo temporalmente, y contribuir con su digestión, tanto química como mecánica. La digestión química se produce gracias a la acción del jugo gástrico secretado por las glándulas presentes en las paredes internas del estómago.

El jugo gástrico es una sustancia que contiene principalmente precursores de enzimas digestivas (como el pepsinógeno) y ácido clorhídrico, mezclados con los líquidos presentes en el interior del estómago. El ácido clorhídrico produce un ambiente extremadamente ácido dentro del estómago, cuyo pH puede rondar, en condiciones normales, entre 1,5 y 2,5. Esta acidez es necesaria para que el pepsinógeno se transforme a su forma activa, la pepsina. Ésta degrada a las proteínas presentes en el bolo alimenticio, liberando los aminoácidos que las componen. El ambiente ácido, a su vez, desnaturaliza proteínas y contribuye a la eliminación de microorganismos patógenos que pudieron ingresar al cuerpo a través del alimento, y así evitar infecciones.

Por otro lado, la digestión mecánica se produce gracias a los movimientos el estómago generados por la musculatura lisa e involuntaria que forma parte de sus paredes. Estos movimientos mezclan el bolo alimenticio con el jugo gástrico y contribuyen a la degradación de los lípidos ingeridos en los alimentos.

Los carbohidratos no son digeridos en el estómago. Su digestión comienza en la boca y se interrumpe en el estómago, para continuar luego en el intestino delgado.

La mezcla entre el bolo alimenticio y el jugo gástrico produce una sustancia de consistencia líquida denominada quimo, que pasa paulatinamente al intestino delgado en donde continúa su digestión y se produce la absorción de nutrientes.

Estructura del estómago

Como se mencionó, el estómago presenta una forma característica similar a una letra J. Anatómicamente hablando, el estómago se puede dividir en cuatro regiones:

- El cardias: Se trata de la primera región del estómago, que bordea el orificio por el cual desemboca el esófago, denominado esfínter esofágico inferior.

- El fundus o techo: Es la parte superior del estómago, por encima del orificio del esófago.

- El cuerpo: Comprende la zona central y más amplia del estómago, por debajo del orificio de entrada del esófago.

- La región pilórica: Se trata de la parte inferior de la J, que desemboca en el píloro, una válvula que regula el pasaje de sustancias desde el estómago hacia la entrada del intestino delgado, el duodeno.

Las paredes del estómago tienen pliegues y son elásticas. Esto permite que el órgano se distienda y movilice tras la entrada del alimento. Como se mencionó anteriormente, estos movimientos son producidos por las capas de músculo liso presentes en sus paredes.

A su vez, una gran cantidad de glándulas vierten sus sustancias hacia la luz del estómago. Entre estas se encuentra el ácido clorhídrico y las enzimas digestivas que forman el jugo gástrico, mencionado anteriormente, y una sustancia especial denominada mucus que recubre las paredes internas del estómago. Esta sustancia es secretada por células mucosas superficiales y contiene bicarbonato. Al neutralizar la extrema acidez del jugo gástrico, protege a las células epiteliales del estómago de la autodigestión, evitando que se degraden. La secreción de jugo gástrico y de mucus está regulada por factores nerviosos y hormonales.

Las personas que sufren de acidez estomacal, en general, producen una menor cantidad de mucus y/o una mayor cantidad de ácido clorhídrico, lo cual provoca la sensación de quemazón característica de la condición. En casos extremos, si el problema persiste, pueden provocarse lesiones internas como úlceras gástricas que ponen en peligro la vida.

Por otra parte, en las personas que sufren de reflujo, o al vomitar, el jugo gástrico asciende desde el estómago al esófago y la faringe. Dado que éstas estructuras no poseen la capa protectora de mucus, se produce una irritación de las paredes del tubo digestivo superior.

Permanencia de los alimentos en el estómago

El estómago humano, cuando está distendido, puede almacenar entre 2 y 4 litros de alimento. La permanencia de los alimentos en el estómago depende de su composición química. Así, cuanto mayor sea la proporción de carbohidratos, y menor sea la de grasas, más rápidamente abandonará el alimento el estómago. Las proteínas producen una permanencia intermedia.

Como ejemplo, un alimento compuesto principalmente por hidratos de carbono permanece en el estómago alrededor de una hora, mientras que uno compuesto principalmente por grasas puede permanecer hasta siete horas. Y un alimento proteico lo hará aproximadamente por tres horas. Por esta razón, en promedio, se puede estimar que el alimento permanece entre 3 y 4 horas en el estómago antes de pasar al intestino delgado a través del píloro.

Los nutrientes de los alimentos se absorben principalmente en el intestino delgado, pero algunas pocas sustancias pueden absorberse en el estómago durante su permanencia y pasar directamente al torrente sanguíneo. Entre ellas podemos mencionar al agua, algunos ácidos grasos, iones, algunos medicamentos como la aspirina, y el alcohol.

Definición siguiente. Sistema Digestivo >>

Autora

Escrito por Tatiana Bengochea para la Edición #114 de Enciclopedia Asigna, en 08/2022. Tatiana es Lic. en Ciencias Biológicas y Prof. en Biología. Graduada en la UBA, Arg.