Principal - Historia

Definición de Expansionismo historia, y ejemplos

Mercedes Roch
Lic. en Historia

Se llama expansionismo a la voluntad y acción de extensión del dominio político, económico y/o cultural de una nación por sobre otra. Si bien suele implantarse por la fuerza, el expansionismo también puede instalarse sin hacer uso de agresiones abiertas.

En la actualidad, los objetivos del expansionismo se encuentran en relación con el control de los mercados, sin embargo ello no es explícito. De hecho, la justificación de un país para expandirse por sobre otro suele basarse en argumentos relacionados con la paz, la libertad y la civilización.

Historia del expansionismo

La vocación estatal de expansión estuvo presente desde los tiempos de la Edad Antigua. De hecho, fue en aquel período que surgieron los grandes imperios que implicaron el dominio de una amplia porción de tierras por parte de un único centro de poder. En aquel momento, el objetivo fundamental del expansionismo estaba relacionado con la difusión cultural y con la necesidad de aumentar la cantidad de alimentos para satisfacer al crecimiento poblacional.

Posteriormente, durante la Edad Media, el poder tendió a fragmentarse. Así fue que recién a partir del siglo XV y hasta bien entrado el siglo XX, se vivió otro tipo de expansionismo relacionado con el avance del capitalismo. En esos siglos, Europa se repartió las tierras y/o los mercados del mundo. Es de destacar que la huella del expansionismo aún queda marcada en los países que fueron sometidos, ya sea en los aspectos culturales como en las dificultades económicas para el desarrollo.

Características del expansionismo

El expansionismo se caracteriza por una serie de aspectos particulares. En primer lugar, se suele imponer de forma violenta, ya sea por la fuerza, mediante desplazamientos forzosos y ocupaciones militares, o por la coacción económica, es decir, mediante la dominación de los mercados y la firma de acuerdos que no son igual de beneficiosos para todas las partes.

En segundo lugar, el motivo principal del expansionismo en la actualidad se encuentra asociado con el manejo de los mercados. Esto es así debido a que las potencias económicas buscan tener dominio sobre los mercados que las proveen de materias primas, a la vez que están en constante búsqueda de mercados sobre los cuales insertar su producción manufacturada. Asimismo, si bien hoy en día la difusión cultural no suele ser el motivo principal del expansionismo, el ingreso y en ocasiones la imposición de una cultura sobre otra, provocan sincretismo cultural en la región sobre la cual avanza el expansionismo. Es de destacar que el motivo diplomático que señalan los países expansionistas no son explícitamente los que refieren al control de los mercados. Por lo tanto, se suelen señalar aspectos como la lucha por la libertad, la justificación por recuperaciones históricas, la necesidad de introducir la civilización, entre otras.

Finalmente, otra característica a señalar del expansionismo es que suele generar resistencia sobre el territorio que se busca dominar. Ello, entonces, puede desembocar en revoluciones o en enfrentamientos armados que se cobran la vida de una gran cantidad de personas. El resultado puede ser la victoria del país sobre el cual se busca expandirse (como fue el caso de la Guerra de Vietnam en que la nación atacada logró expulsar al invasor) o la pérdida de soberanía sobre el territorio (como en el caso de Puerto Rico que es un Estado Libre Asociado a Estados Unidos). En todos los casos, el expansionismo atenta contra el derecho humano a la autodeterminación de los pueblos.

Ejemplos de expansionismo

Si bien, como mencionábamos, el expansionismo es propio de todos los Estados poderosos de la historia, a continuación señalaremos algunos ejemplos recientes que han impactado fuertemente en el orden mundial:

El reparto de África: en 1884, reunidas en el Congreso de Berlín, las potencias europeas se repartieron el continente africano. Si bien este reparto se llevó de forma pacífica entre los europeos, en muchos territorios africanos la resistencia generó enfrentamientos armados y exterminación de pueblos.

El expansionismo nazi: durante la Segunda Guerra Mundial, el nazimo alemán buscó crear un Tercer Reich, es decir, un tercer imperio alemán que exaltara los valores nacionales. Así, se expandió por los países vecinos, vaciando sus recursos y generando un gran costo humano en las regiones sometidas.

El expansionismo interventor de Estados Unidos: tomando como base su Destino Manifiesto, por el cual se asegura que Estados Unidos es una nación predestinada a expandirse, dicho país ha intervenido tanto militarmente, como económica e ideológicamente en los países americanos. Fundamentalmente podemos destacar las intervenciones a Panamá a principios del siglo XX, la ocupación de Nicaragua en gran parte del siglo XX, y la coordinación de los golpes de Estado que se generalizaron en Latinoamérica hacia finales del siglo XX, entre otras.


Autora

Escrito por Mercedes Roch para la Edición #116 de Enciclopedia Asigna, en 10/2022. Mercedes es Profesora y Licenciada en Historia, egresada de la Universidad de Buenos Aires, Argentina. Maestranda en Estudios Culturales Latinoamericanos. Autora de Primeras (Editorial Malisia).