Principal - Sociedad, Economía

Definición de Control Interno objetivos, y componentes

Arturo Dubey
Lic. en Economía (UNAM)

Control-InternoEl control interno responde a una serie de estrategias que brindan eficacia a los recursos y las actividades financieras, productivas y de ventas dentro de una institución. Estos planes tienen una estructura basada en acciones, normas y políticas que están bajo una gestión determinada para encontrar, prevenir y eliminar cualquier grado de error que afecta la funcionalidad de la empresa; los resultados de la implementación se ven reflejados regularmente en los datos financieros, información relevante donde se aprecian todas las posibles fallas que truncan el crecimiento. Es así que, mediante sistemas de control interno se llegan a vislumbrar desde fraudes hasta la falta de un buen liderazgo.

Estos sistemas inician con la creación de un organigrama definido, donde cada integrante y departamento tiene una tarea primordial, creando un andamiaje estructural, si uno de estos falla, se desestabiliza todo el proceso de producción; gracias a la identificación de las fallas se logran corregir bajo diferentes formas, ya sea que se trate de capacitación o de cambios en la estructura organizacional, así como posibles inversiones en los departamentos o acciones en retroceso; estas planeaciones se suelen implementar bajo dos modalidades, una externa, en la que se contrata una empresa especializada en dichos procesos y la otra interna, donde un departamento dentro de la institución realiza la estrategia de control; muchas veces es mejor contratar a externos en auditorias para obtener resultados óptimos, sin que exista alguna influencia dentro de la compañía que pudiera cambiar la veracidad.

Objetivos y creación de un sistema de control interno

Antes de iniciar todo sistema de control es importante identificar qué tipo de problema ha impedido el óptimo crecimiento, estos detalles salen a la luz en diferentes tareas, una de ellas es la revisión de las metas y objetivos, la otra en las quejas o sugerencias que los empleados llegan a tener, por ahí se debe empezar, en conocer completamente a la plantilla de trabajo, donde tal vez se origina el problema es un departamento donde los empleados no rinden por abusos o por estar mal dirigidos, el detectar un área dañada permitirá encaminar de mejor manera el sistema de control.

El objetivo general de todo control interno se encaminan a proteger los recursos de la institución, empero, también hay objetivos particulares que se establecen dependiendo de las necesidades y problemas de cada empresa, por ejemplo, el determinar si son excesivos los pagos en impuestos, con la obtención de la información financiera veraz se logran analizar fugas y posibles gastos extraordinarios que se pueden eliminar con una adecuada estrategia financiera reconocida, en el caso de México existen algunas alternativas creativas para ello, como el apoyar la producción de cinematográfica, acción libre de impuestos que puede llegar a generar ganancias importantes, con ello, se evitan pagar grandes cantidades de dinero al fisco y aportan a la cultura nacional.

Componentes determinantes para el control interno

Las prácticas de control interno pueden ser permanentes o realizadas durante ciertos lapsos de tiempo, esto depende de las necesidades de cada empresa, para su creación se requieren de algunos componentes esenciales:

Ambiente de control. Es la atmosfera y la actitud que se genera en la empresa, esta debe ser controlada para que existe un ambiente sano, de respeto y comodidad para que la productividad exista.

Evaluación de riesgos. Son estudios que se adaptan cada objetivo, esto permitirá conocer qué tipo de problemas llegan a surgir tanto en el interior como el exterior de la institución.

Actividades de control. Procedimientos determinados como el conocer el tipo de gestión a realizar, las responsabilidades de cada componente, ejecución de acciones y medidas de seguridad.

Monitoreo. Todo el tiempo estar revisando que el plan de control se lleve a cabo correctamente, en este proceso se consideran las auditorias.

Para que un sistema de control tenga un buen funcionamiento se debe capacitar a toda la institución con la finalidad de que comprendan la importancia de dicha estrategia, además de invitar a practicar los valores y ética que en dicha compañía se manejan. Existen calificaciones especiales que se conocen como normas de calidad, en las que un sistema de control interno eficaz aporta prestigio a las instituciones, esto con la finalidad de colocarlas sobre la competencia.


Autor

Escrito por Arturo Dubey para la Edición #121 de Enciclopedia Asigna, en 02/2023. Dubey es Licenciado en Economía egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)