Definición de Sistema Nervioso clasificación, células, e importancia

Tatiana Bengochea
Lic. en Ciencias Biológicas

El sistema nervioso es el conjunto de órganos y tejidos que se encarga del procesamiento de la información proveniente tanto del medio externo como interno del organismo, y genera respuestas pertinentes que le permiten a este desenvolverse adecuadamente en su ambiente, como así también mantener estables las condiciones fisiológicas internas.

Junto con el sistema endocrino, controla y coordina la función de los demás sistemas del cuerpo mediante la transmisión de mensajes entre los diferentes órganos. En el caso del sistema nervioso, estos mensajes pueden ser del tipo eléctrico o químico.

Los sistemas nerviosos de los animales son muy variados en sus características, siendo el de los vertebrados, y en particular en el de los seres humanos, el más complejo.

Clasificación del sistema nervioso

El sistema nervioso del ser humano se puede clasificar, de acuerdo a su estructura, en los siguientes sistemas:

1. Central: Formado por el encéfalo y la médula espinal. El encéfalo se encuentra contenido mayoritariamente en el cráneo y está constituido por el cerebro, en cerebelo y el tallo cerebral, mientras que la médula espinal se ubica protegida por las vértebras de la columna. El sistema nervioso central se encarga de recibir la información proveniente de todas las terminales sensoriales del cuerpo, procesarla, y generar una respuesta que viajará hacia las terminales motoras para su ejecución.

2. Periférico: Está compuesto por nervios que transportan información del ambiente interno y externo del organismo desde y hacia el sistema nervioso central (nervios eferentes o motores y aferentes o sensitivos, respectivamente). También lo conforman grupos de somas neuronales que se encuentran por fuera del sistema nervioso central, formando ganglios. El sistema nervioso periférico, a su vez, se puede dividir en dos subsistemas de acuerdo con su funcionalidad:

2.A. Somático: Comunica a los órganos sensitivos, que reciben estímulos del medio externo del organismo (como los ojos, por ejemplo), con los músculos esqueléticos que pueden moverse a voluntad para efectuar la acción que sea acorde al estímulo recibido. De esta manera, controla las respuestas voluntarias del organismo.

2.B. Autónomo: Se encarga principalmente del control involuntario de las actividades de los órganos del cuerpo con la finalidad de mantener la homeostasis del organismo. Para esto, recibe información constantemente sobre diferentes parámetros corporales (como la concentración de oxígeno en la sangre, por ejemplo), y genera respuestas que mantengan dichos parámetros en los valores correspondientes para el óptimo funcionamiento de los distintos procesos vitales.

Células del sistema nervioso

Las neuronas son el principal tipo de célula que constituye al sistema nervioso. Se trata de células especializadas en la recepción y transmisión de información mediante corrientes eléctricas y químicas. En un ejemplo típico, una neurona recibe información a través de sus dendritas generando un potencial de acción (corriente eléctrica) que viaja a través de su axón hasta formar sinapsis con otra neurona o una célula efectora. En dicha sinapsis, se liberan, por lo general, neurotransmisores que son moléculas que generarán una respuesta en la célula receptora. De esta manera, los mensajes son transmitidos de una neurona a otra a lo largo del sistema nervioso, desde las células sensoriales hacia el sistema nervioso, y desde éste a las células efectoras, que pueden ser células motoras o glandulares, por ejemplo.

Además de las neuronas, existen otro tipo de células, llamadas células de la glía, que forman parte importante del sistema nervioso. Su principal función es dar sostén y protección a las neuronas. En el sistema nervioso central se incluyen a las células ependimarias, oligodendrocitos, astrocitos y microglía, mientras que en el sistema nervioso periférico podemos encontrar células satélite y células de Shwann.

Importancia del sistema nervioso

El sistema nervioso es clave para que los organismos pluricelulares (que están formados por muchas células), tengan la capacidad de funcionar como una unidad integrada. Dado que, en este caso, sólo algunas de las células del organismo están en contacto con el ambiente externo (las de la superficie corporal), el sistema nervioso funciona como nexo para que la información proveniente del medio externo pueda ser procesada y llegar a las células efectoras en forma de una respuesta adecuada para cada situación.

Del mismo modo, los organismos pluricelulares poseen diferentes microambientes funcionales en su medio interno que deben preservar ciertas características para poder funcionar correctamente. El sistema nervioso también recaba información de este medio interno y genera respuestas que mantengan las condiciones estables.

Además, en el sistema nervioso se forman conexiones neuronales que generan determinados patrones de actividad que influyen en el comportamiento y habilidades que poseemos, como así también en la memoria.

En resumen, el sistema nervioso comunica diferentes partes del cuerpo a través de sus corrientes eléctricas de información que nos permite movernos, hablar, comunicarnos, pensar, digerir alimentos, respirar, tomar decisiones y reaccionar adecuadamente ante estímulos tanto externos como internos.

Definición siguiente. Sistema Endocrino >>

Referencias bibliográficas

• Curtis, H. y Cols. (2008). ‘’Biología’’. Séptima edición. Buenos Aires: Médica Panamericana.

• Suárez, H. & Espinoza, A. M. (2002). ‘’Nutrición’’. En ‘’Biología | Polimodal - El organismo humano: funciones de nutrición, relación y control’’ (Libro 2) Buenos Aires: Longseller.

• Ross, M. H. & Pawlina, W. (2012). ''Histología''. Buenos Aires: Médica Panamericana.

• Didáctica, Enciclopedia Temática Ilustrada. Tomo 2, ‘’El Hombre’’. Editorial Oriente S.A.

Autora

Escrito por Tatiana Bengochea para la Edición #107 de Enciclopedia Asigna, en 01/2022. Tatiana es Lic. en Ciencias Biológicas y Prof. en Biología. Graduada en la UBA, Arg.