Definición de Sistema Circulatorio importancia, funciones y Órganos

Tatiana Bengochea
Lic. en Ciencias Biológicas

El sistema circulatorio es el sistema de órganos encargado del transporte de sustancias a través del organismo, las cuales incluyen nutrientes y oxígeno que las células necesitan para generar energía. Los nutrientes ingresan al organismo a través del sistema digestivo, mientras que el oxígeno lo hace a través del sistema respiratorio. Ambos compuestos son transportados desde sus puntos de ingreso a todas las células del organismo para su utilización.

Por otra parte, el dióxido de carbono y las sustancias de desecho que se generan como resultado del metabolismo celular, son trasportadas gracias al sistema circulatorio desde todas las células del cuerpo hasta los sistemas de excreción como el respiratorio y excretor, para ser eliminadas.

Por el sistema circulatorio también circula una amplia variedad de compuestos químicos que cumplen diferentes funciones dentro del organismo, como así también células del sistema inmunológico que patrullan en busca de microorganismos patógenos. Todas estas sustancias son transportadas a través de la sangre, que fluye por los distintos componentes del sistema circulatorio, y veremos en este artículo.

Importancia del sistema circulatorio

El sistema circulatorio permite básicamente la existencia de organismos pluricelulares con una gran complejidad como es nuestro cuerpo humano. Sin él, sería imposible que los nutrientes y el oxígeno necesarios para la vida lleguen a todas y cada una de las células del organismo, y morirían. A su vez, las sustancias de desecho se acumularían y no podrían llegar a las estructuras encargadas de la excreción.

Esto se evidencia en el hecho de que los organismos que no poseen un sistema vascular diferenciado, como es el caso de las planarias y las esponjas, tienen una estructura corporal simple y pequeña que permite que los nutrientes, los gases y las sustancias de desecho sean intercambiadas por difusión simple directamente entre todas las células del organismo y el exterior.

Vasos sanguíneos y órganos del sistema circulatorio

El sistema circulatorio se compone de conductos denominados ‘’vasos sanguíneos’’ a través de los cuales fluye la sangre desde y hacia el corazón, que es el órgano que la impulsa por todo el organismo al contraerse de forma repetitiva.

El corazón es un órgano hueco formado por cuatro cámaras (dos aurículas y dos ventrículos), a través de las cuales circula la sangre. Las paredes del corazón están formadas mayormente por músculo cardíaco, que se contrae y relaja en forma rítmica. Al relajarse cada cámara del corazón, aumenta su tamaño y la sangre ingresa por presión negativa. Al contraerse, se reduce el tamaño y la sangre es expulsada con fuerza hacia los vasos sanguíneos que recorren el resto del organismo. Cabe aclarar que las cuatro cámaras del corazón no se contraen simultáneamente, sino que lo hacen en forma sucesiva comenzando por las aurículas y luego por los ventrículos.

Existen diferentes tipos de vasos sanguíneos que se diferencian por su calibre, grosor y por el tipo y dirección de la sangre que transportan. Así, las arterias son los conductos que transportan la sangre desde el corazón hacia los demás tejidos del organismo. Por encontrarse en la salida del corazón, deben soportar una gran presión sanguínea que se da como resultado de la contracción del mismo. Por esta razón, se caracterizan por tener un grosor importante en sus paredes, que presentan una gran elasticidad. Entre las arterias más importantes podemos mencionar:

- Arteria aorta: Se trata del vaso más grueso, con un diámetro de aproximadamente 2,5 centímetros. Transporta sangre oxigenada desde el ventrículo izquierdo del corazón hacia el resto del organismo, ramificándose en arteriolas y capilares que llegan a todos los tejidos.

- Arteria pulmonar: Sale desde el ventrículo derecho del corazón y transporta sangre con alto contenido de dióxido de carbono hacia los pulmones, donde se oxigena y el dióxido de carbono será eliminado.

Como se mencionó, las arterias se ramifican en arteriolas, de calibre menor. Éstas, a su vez, se ramifican en capilares sanguíneos. Los capilares son los vasos sanguíneos de menor calibre, a través de los cuales se produce efectivamente el intercambio de sustancias entre la sangre y los tejidos del cuerpo. Sus paredes tienen una sola célula de grosor, lo cual permite dicho intercambio.

Luego, los capilares se van uniendo formando vasos de mayor calibre, las vénulas, que a su vez se unifican aún más formando las venas. Las venas tienen paredes más delgadas que las arterias y poseen válvulas que aseguran que el flujo de sangre se de en una sola dirección: hacia el corazón. Entre las venas principales podemos mencionar:

- Vena cava superior: Es la vena que ingresa a la aurícula derecha del corazón retornando la sangre desde la parte superior del cuerpo.

- Vena cava inferior: Es la vena que ingresa a la aurícula derecha del corazón retornando la sangre desde la parte inferior del cuerpo.

- Venas pulmonares: Son las venas que ingresan a la aurícula izquierda del corazón retornando la sangre oxigenada desde los pulmones.

Una vez que la sangre retorna al corazón a través de las venas, éste vuelve a bombearla hacia el resto del cuerpo a través de las arterias, comenzando un nuevo ciclo de circulación.

Dado que la sangre siempre permanece dentro del sistema de conductos del sistema circulatorio, se dice que los seres humanos tenemos un sistema circulatorio cerrado, que se diferencia del de otros organismos. Por ejemplo, los artrópodos y los moluscos poseen un sistema circulatorio abierto en el que la sangre, en cierto punto, sale de los conductos sanguíneos y es vertida en una cavidad corporal, para luego retornar, y no existen los capilares sanguíneos.

La sangre

La sangre es el líquido que fluye a través del sistema circulatorio, a través del cual son transportadas todas las sustancias que deben llegar a cada una de las células del cuerpo.

En su composición, la sangre presenta una parte líquida, llamada plasma, y una parte celular. Las células que circulan por la sangre son principalmente tres:

- Glóbulos rojos: Su principal función es la de transportar el oxígeno.

- Glóbulos blancos: Son las células del sistema inmunológico, encargadas de evitar y controlar infecciones y la propagación de células tumorales.

- Plaquetas: Se encargan de la coagulación de la sangre para evitar su pérdida excesiva cuando se produce una herida en algún conducto del sistema.

Además de estos componentes, la sangre transporta nutrientes (glucosa, vitaminas, minerales, aminoácidos, grasas, etc.), anticuerpos, hormonas y muchas otras moléculas que pueden viajar en el plasma de forma libre, o unidas a otras proteínas transportadoras, según sean o no solubles en agua.

Formas de circulación (sistémica y pulmonar)

En el organismo existen dos circuitos por los cuales se transporta la sangre a través de los vasos sanguíneos. Así, se pueden distinguir dos tipos de circulación, ya que la sangre pasa dos veces por el corazón:

- La circulación sistémica o mayor: Es la que transporta sangre oxigenada desde el corazón hasta los demás tejidos del cuerpo, y desde éstos retorna la sangre con alto contenido de dióxido de carbono hacia el corazón. Este circuito comienza en el ventrículo izquierdo del corazón con la arteria aorta, y finaliza en la aurícula derecha del corazón con las venas cavas inferior y superior.

- La circulación pulmonar o menor: Es la que transporta sangre desoxigenada y con alto contenido de dióxido de carbono desde el corazón hacia los pulmones, en donde el dióxido de carbono es eliminado e ingresa el oxígeno a la sangre. Luego, la sangre oxigenada retorna al corazón. Este circuito comienza en el ventrículo derecho del corazón con la salida de la arteria pulmonar, y finaliza en la aurícula izquierda del corazón con la entrada de las venas pulmonares.

Definición siguiente. Tejido Sanguíneo >>

Referencias bibliográficas

• Suárez, H. & Espinoza, A. M. (2002). ‘’Nutrición’’. En ‘’Biología | Polimodal - El organismo humano: funciones de nutrición, relación y control’’ (Libro 2) Buenos Aires: Longseller.

• Didáctica, Enciclopedia Temática Ilustrada. Tomo 2, ‘’El Hombre’’. Editorial Oriente S.A.

• Curtis, H. y Cols. (2008). ‘’Biología’’. Séptima edición. Buenos Aires: Médica Panamericana.

Autora

Escrito por Tatiana Bengochea para la Edición #110 de Definición MX , en 03/2022. Tatiana es Lic. en Ciencias Biológicas y Prof. en Biología. Graduada en la UBA, Arg.