Definición de Comprensión de Textos técnicas principales

La palabra texto se utiliza para denominar un documento escrito cuya finalidad es transmitir conocimiento de algún área en específico. Para desarrollar su correcta interpretación, es necesario la aplicación de ciertas técnicas que permitan tanto la asimilación como el análisis de la información que contiene. Para muchos, la comprensión es el fin último de todo proceso de lectura, no obstante, esta es solo el inicio, pues a partir de ella se podrá dialogar con él para afirmar, refutar o interpretar las ideas que propone o para crear nuevo conocimiento que es el gran objetivo de todo texto de difusión. A continuación, revisamos las principales técnicas y habilidades que te permitirán tener una mejor comprensión lectora.

Lectura panorámica

La lectura panorámica consiste en realizar una lectura rápida de un texto con el fin de identificar ideas generales como, por ejemplo, el tema central, su organización en subtemas y algunos fragmentos que llamen nuestra atención. Con esto, el lector crea una especie de contexto temático que facilitará la lectura de todo el texto.

Vocabulario en contexto

Para tener una buena comprensión lectora, es importante conocer el significado de cada una de las palabras que conforman el texto. Podemos utilizar un diccionario durante nuestro proceso de lectura o definir el vocabulario por su contexto, es decir, inferir su significado según las palabras que la acompañan y la idea general de esa oración o párrafo.

Subrayado

Subrayar o resaltar un texto ayuda a identificar ideas claves y a jerarquizar la información. La manera correcta de subrayar se hace al resaltar ideas u oraciones que permitan identificar fragmentos mayores. Es incorrecto resaltar grandes partes del texto como párrafos o páginas completas. Para hacerlo más eficaz, podrías utilizar marcadores de distintos colores para señalar los diferentes tipos de ideas presentes en un texto.

Identificar el tipo de texto

Existen distintos tipos de textos y cada uno de ellos tiene un objetivo específico. Identificar la tipología textual permite saber qué tipo de información se nos presenta y cómo dialogar con ella. Por ejemplo, si estamos leyendo un texto periodístico, en particular una nota, sabremos que los datos que maneja son objetivos y solo tienen la intención de informar sobre un suceso. En cambio, si estamos frente a un texto literario tendremos que utilizar un nivel de comprensión más profundo para obtener el significado codificado por los diferentes recursos estilísticos que utiliza.

Anotaciones

Cuando leemos un texto es normal que vengan ideas a nuestra mente como consecuencia de lo que estamos aprendiendo. Una estrategia muy eficaz consiste en anotar las ideas que tengamos como resultado de nuestra lectura en algún diario de estudio; al hacerlo podemos consultar con frecuencia nuestras anotaciones sin la necesidad de leer todo el texto. Otra forma de hacer anotaciones es por medio de las glosas. Las glosas son pequeños comentarios que se hacen al margen de un texto. Es importante que tengamos orden y limpieza al momento de hacerlas para evitar que la información se vuelva confusa.

Relacionar o comparar textos

Una manera de obtener mayor provecho en nuestra lectura es relacionar o hacer una comparación entre un texto y otro. La relación se puede establecer a partir de elementos en común como, por ejemplo, el tema, los recursos retóricos o estilísticos, el tipo de texto, entre otros. La comparación nos permite expandir nuestra perspectiva sobre un tema determinado, con esto evitamos los sesgos ideológicos, sumamente importante en textos que aborden temas sociales, políticos y de relevancia actual.

Lectura crítica

A pesar de que muchos autores sostienen que la comprensión es el fin último del proceso de lectura, en realidad es solo el comienzo. Una vez que hemos entendido el contenido de un texto, lo que sigue es que entablemos un diálogo con él que nos permita tomar una postura y producir nuevo conocimiento. A este proceso se le denomina lectura crítica. La lectura crítica surge cuando un texto nos genera ideas que utilizamos para construir razonamientos y argumentos que llevarán la discusión a un nuevo lugar de reflexión donde podamos aportar nuestras propuestas. Generalmente la lectura crítica lleva a la producción de un texto como un ensayo, una tesis, un artículo, un proyecto de investigación, etc.

Definición siguiente. Interpretación >>

Autor

Escrito por Marcelo Jesús Salazar Martínez para la Edición #115 de Enciclopedia Asigna, en 08/2022. Marcelo es licenciado en Lingüística y Literatura Hispánica, actualmente estudia la maestría en Literatura Hispanoamericana con PNCP en la BUAP y se especializa en narrativa fantástica hispanoamericana de los siglos XIX, XX y XXI.