Definición de Tratado de Versalles características, y consecuencias

Mercedes Roch
Lic. en Historia

El Tratado de Versalles fue uno de los acuerdos de paz firmados para poner fin oficialmente a la Primera Guerra Mundial. El mismo se impuso a Alemania en junio de 1919 y se caracterizó por ser muy estricto en sus condiciones. De hecho, fue criticado por su arbitrariedad y por la falta de participación de la nación vencida.

De esta forma, el Tratado de Versalles, que entró en vigor en enero de 1920, no solo obligó el desarme alemán, sino que también responsabilizó a la nación por la totalidad de los costos del enfrentamiento armado, condenándola así a pagar grandes sumas de dinero en concepto de indemnizaciones. El pago de las mismas fue suspendido durante el gobierno nazi y hasta el final de la Segunda Guerra Mundial cuando Alemania retomó el pago, saldando la deuda en octubre de 2010.

Contexto histórico

Luego de cuatro años de feroces enfrentamientos, en noviembre de 1918, llegó a su fin la que luego se llamaría “Primera Guerra Mundial”. Así fue que en enero del año siguiente, los Aliados (Estados Unidos, Francia, Reino Unido e Italia) se reunieron en París para acordar los términos de la paz con las potencias centrales, es decir, Alemania, el Imperio Otomano, Bulgaria, Austria y Hungría. Sin permitir la asistencia y participación de los vencidos, los vencedores diseñaron de forma arbitraria una serie de tratados de paz para cada uno de los países centrales. En ese contexto, fue que se creó el Tratado de Versalles que se impuso a Alemania.

Por su parte, la nación alemana estaba transitando los inicios de la República de Weimar, modelo político que había establecido el parlamentarismo en el territorio y sancionado una nueva Constitución. La misma no tuvo posibilidades reales de rechazar el Tratado de Versalles que se le presentó como la única alternativa posible para alcanzar la paz: en caso de rechazarlo, retornarían las hostilidades. Sin embargo, la aceptación del Tratado tuvo un fuerte impacto negativo en Alemania y se vivió como una derrota de la República de Weimar, no solo por las terribles condiciones que se les impusieron, sino también porque el Tratado responsabilizó a Alemania por todos los costos bélicos de la Primera Guerra. De esta forma, en el país comenzó a prender un fuerte nacionalismo que se opuso fervientemente a las condiciones del Tratado de Versalles.

Características

El Tratado de Versalles estaba compuesto por un total de 440 artículos, divididos en 15 partes. En dichos artículos se establecían sanciones económicas, se pautaban cláusulas militares, se redefinían las fronteras, entre otras. Fundamentalmente, se estableció en el artículo 13 que Alemania era responsable por todos los costos de la guerra y, por lo tanto, se le impusieron una serie de condiciones, entre las cuales podemos mencionar:

• Prohibición de unidad estratégica entre Alemania y Austria, república de reciente creación tras la disolución del Imperio Austrohúngaro.

• Reducción del territorio alemán en casi 100.000 km² y obligación de ceder las tierras coloniales.

• Expropiación de las propiedades alemanas en los terrenos cedidos.

• Obligatoriedad de entregar todo el material bélico (incluyendo artillería pesada, submarinos y aviones).

• Prohibición de fabricar material militar.

• Eliminación del servicio militar obligatorio.

• Supresión del Estado Mayor del Ejército Alemán.

• Obligatoriedad de entregar gran parte de su producción de carbón mineral y ganado, la mitad de su producción farmacéutica y química, y la totalidad de los cables submarinos por un lapso de cinco años.

Condena a entregar sus bancos mercantes y a brindar 200.000 toneladas de buques por año para recomponer los barcos mercantes de los vencedores.

• Condena a pagar una indemnización de 132.000 millones de marcos alemanes en oro por los costos de guerra, cifra que era mayor a las reservas internacionales.

Consecuencias

La arbitrariedad con la que fue redactado y la rigidez con que se impusieron las medidas a Alemania, hicieron que el Tratado de Versalles tuviera serias consecuencias para el país vencido.

En principio, la economía alemana sufrió una fuerte hiperinflación que generó descontento en la sociedad e inestabilidad política. De hecho, el impacto fue muy fuerte para la clase trabajadora que vio como su salario perdía valor de forma constante. Asimismo, los alemanes no estuvieron de acuerdo con ser responsabilizados por el total de los costos de la guerra.

De esta forma, el descontento generalizado provocado por las condiciones del Tratado de Versalles, allanó el terreno para que un movimiento nacionalista y de derecha, que prometía mejoras para los trabajadores y el incumplimiento del Tratado de Versalles, fuera apoyado por la sociedad alemana: el nazismo. Así, podemos decir que una consecuencia fundamental de este Tratado fue que generó las condiciones para que el nazimo tuviera lugar en la Alemania de posguerra.

Definición siguiente. Comuna de París >>

Referencias bibliográficas

Hobsbawm, E (2012), “Historia del siglo XX”, Buenos Aires: Crítica

Autora

Escrito por Mercedes Roch para la Edición #116 de Enciclopedia Asigna, en 09/2022. Mercedes es Profesora y Licenciada en Historia, egresada de la Universidad de Buenos Aires, Argentina. Maestranda en Estudios Culturales Latinoamericanos. Autora de Primeras (Editorial Malisia).