Principal - Historia

Definición de La Revolución de Terciopelo desarrollo, y consecuencias

Mercedes Roch
Lic. en Historia

La Revolución de Terciopelo es la movilización en oposición al régimen comunista que se llevó a cabo en el otoño de 1989 en Checoslovaquia. La misma tuvo como consecuencia la caída del gobierno, la instauración de un sistema político multipartidario y el ingreso del capitalismo en el territorio. El nombre fue acuñado por la militante de la liberalización, Rita Klímova, para hacer referencia al carácter pacífico de las movilizaciones.

Contexto

Entre el 5 de enero y el 21 de agosto de 1968, se vivió en la República Socialista de Checoslovaquia la reconocida Primavera de Praga, es decir, un breve período de liberalización política que fue fuertemente reprimido y derrotado por las fuerzas de la Unión Soviética. Más allá de su fugacidad, este hecho fue muy influyente para las protestas contrarias al régimen que se dieron a posteriori. En la misma línea, casi diez años más tarde, un grupo de 241 intelectuales, artistas y políticos, publicaron la “Carta 77” en la cual se manifestaba el repudio al régimen, señalando que se negaba la libertad de opinión y se oprimía al pueblo. Este manifiesto fue considerado como un crimen y, dos años más tarde, su principal portavoz, Václav Havel, fue encarcelado.

Para fines de los años ochenta, la situación era diferente. En principio, desde 1985, el primer mandatario de la Unión Soviética, Mijail Gorbachov, había iniciado la Perestroika, es decir, un conjunto de reformas tendientes a modernizar y liberalizar al mundo soviético. Entre dichas medidas, Gorbachov había decretado la “Doctrina Sinatra” por la cual se habilitaba la resolución de sus asuntos internos a los países socialistas miembros del Pacto de Varsovia, desvinculándolos de Moscú. Así, diversas naciones que formaban parte de la esfera de influencia de la Unión Soviética comenzaron a alejarse del régimen. Ejemplo de ello fue la caída del muro de Berlín el 9 de noviembre de 1989. Sin embargo, Checoslovaquia continuaba negándose a la liberalización política y económica, encendiendo los ánimos de oposición de su población. Fue en ese contexto que tuvo lugar la Revolución de Terciopelo.

Desarrollo

El 16 de noviembre de 1989, un grupo de estudiantes se movilizaron en la ciudad de Bratislava para reclamar por la liberalización política. Al tratarse de una movilización no autorizada y contraria al régimen, fue fuertemente reprimida por las fuerzas policiales.

Al día siguiente, al trascender las noticias de lo acontecido, se reunieron en Praga cientos de estudiantes con el objetivo de manifestar su descontento. El grupo de manifestantes fue nuevamente reprimido de forma muy violenta. Sin embargo, algo se había modificado en el espíritu de la población ya que la respuesta represiva no solo no apaciguaba las movilizaciones, sino que las iba volviendo cada vez más masivas.

Para el 19 de noviembre, quedaron conformados dos movimientos políticos que buscaban luchar contra el régimen de forma orgánica. Por el lado checo, el Foro Cívico, y de parte de Eslovaquia, el Público Contra la Violencia. Ambos movimientos convocaron a una huelga contraria al gobierno para el día 21 de noviembre. La convocatoria fue masiva. Paralelamente, los medios de comunicación también se unieron a la huelga y sobrepasaron la censura para mostrar lo que estaba sucediendo en las calles, no solo de Praga y Bratislava sino también en las ciudades más pequeñas.

El día 27 de noviembre, el descontento generalizado quedó demostrado en el hecho de que la huelga general paralizó a toda la república, impidiendo el funcionamiento de escuelas, medios de transporte, fábricas y telecomunicaciones. Ante esta situación, el gobierno de Gustáv Husák, quien estaba en el poder desde el año 1975, solicitó auxilio a las fuerzas soviéticas de Moscú. Ante la negativa a brindar apoyo por parte de la URSS, la derrota del régimen en Checoslovaquia era inminente. Así, el 29 de noviembre terminó por caer el gobierno.

Consecuencias

La Revolución de Terciopelo tuvo un gran impacto en el devenir de la historia de Checoslovaquia. La principal y más directa consecuencia de esta movilización masiva fue la caída del régimen de partido único y la instauración de una liberalización política que habilitó la participación de múltiples partidos. Asimismo, se instaló una forma de gobierno de tipo republicana, federal y parlamentaria. Con las nuevas condiciones, se llevaron a cabo las primeras elecciones democráticas en junio de 1990, saliendo victoriosos el Foro Cívico y el Público Contra la Violencia.

Otra consecuencia fundamental fue la liberalización económica. El ingreso del modelo capitalista en Checoslovaquia modificó por completo las relaciones sociales y los hábitos de consumo que había tenido hasta entonces la población, cambiando rotundamente gran parte de las prácticas culturales.

Finalmente, es de destacar que luego de la Revolución de Terciopelo aumentaron las tensiones nacionalistas, lo cual devino en la disolución de Checoslovaquia en 1993, dividiéndose en dos naciones diferentes que perduran hasta la actualidad: República Checa y Eslovaquia.


Referencias bibliográficas

Dawisha, K. y Parrott, B. (2011) “The consolidation of democracy in East Central Europe”. Cambridge: Cambridge University Press.

Autora

Escrito por Mercedes Roch para la Edición #122 de Enciclopedia Asigna, en 03/2023. Mercedes es Profesora y Licenciada en Historia, egresada de la Universidad de Buenos Aires, Argentina. Maestranda en Estudios Culturales Latinoamericanos. Autora de Primeras (Editorial Malisia).