Ejemplos de alimentos probióticos

Quizás no lo sepa, pero nuestro intestino alberga su propio bioma. En él viven más de 100 billones de microorganismos, configurándose como principal al cojunto de bacterias, buenas y malas, encargadas de ayudar al proceso digestivo y de muchos otros aspectos fundamentales para nuestra salud como la defensa inmunitaria, el metabolismo de enzimas y vitaminas y factores neuroconductuales que incluyen el estado del estado de ánimo. La alimentación diaria tiene una gran influencia en la salud general y puede, entre otras cosas, desequilibrar la flora intestinal. Por suerte, existen alimentos probióticos capaces de favorecer el crecimiento de bacterias buenas y ayudar a disfrutar de todos los beneficios que aportan al organismo.

Kéfir

Es un alimento fermentado compuesto básicamente por bacterias ácido lácticas -Lactobacillus- que se puede cultivar en casa, en la leche o el agua, siendo esta última una gran opción para los vegetarianos. Entre sus ventajas destacamos: mejora el estreñimiento y la hinchazón abdominal, facilita la digestión y previene la gastritis (sobre todo provocada por bacterias).

Yogurt

Es el derivado lácteo más popular del mundo obtenido de la fermentación del azúcar de la leche por un cultivo mixto de microorganismos beneficiosos. Rico en proteínas y calcio, es ampliamente recomendado por su valor nutricional, además de ayudar a inhibir las bacterias patógenas y regular el tracto intestinal y la pérdida de peso.

Tempeh

Alimento milenario elaborado a partir de la fermentación de granos cocidos por el hongo Rhizopus Oligosporus. Muy popular entre los vegetarianos por ser extremadamente rico en proteínas que fortalecen músculos y huesos. Sin embargo, el tempeh tiene el beneficio adicional de ser rico en fibras prebióticas. Su versatilidad de preparación (desde entradas hasta el plato principal) lo convierte en una opción fácil para complacer diferentes paladares.

kombucha

Bebida fermentada elaborada a partir de tés endulzados agregados por colonias de bacterias y levaduras conocidas como scoby (Symbiotic Colony of Bacteria and Yeast) de tés endulzados. Una alternativa saludable a las gaseosas, la Kombucha tiene un sabor dulce y beneficios antioxidantes comunes al té verde, además de facilitar la absorción de nutrientes y fortalecer el sistema inmunológico.

Chucrut

Popular en la cocina alemana, el chucrut es una conserva de hojas de col frescas fermentadas en agua y sal. Las bacterias en este caso están presentes de forma natural en la propia col y su preparación es sencilla y se puede hacer en casa. Rico en vitamina C y hierro, nutrientes que fortalecen el sistema inmunológico reduciendo el riesgo de resfriados o infecciones urinarias e intestinales.

Definición siguiente. Intestino Grueso >>

Escrito por Hernán Salazar para la Edición #110 de Enciclopedia Asigna, en 04/2022.