Definición de Burocracia historia, características, y ejemplos

Mercedes Roch
Lic. en Historia

Basada en el francés bureaucratie, conformada por el término bureau, que remite a “oficina” o “escritorio”, y el sufijo -cratie, sobre el griego -kratía, con raíz en krátos, que transmite la idea de “poder”, la burocracia es un sistema de organización que busca racionalizar la administración mediante una serie de técnicas y métodos específicos como son la estandarización de las tareas, la división de las responsabilidades, la jerarquización de la autoridad y el trato impersonal en las relaciones.

Si bien el objetivo de la burocracia consiste en lograr una administración eficiente y establecer un orden común para todos los individuos, la rigidez de las normas y la falta de libertad para la toma de decisiones, en ocasiones pueden ser obstáculos para la resolución rápida y eficaz de las tareas.

Historia

La burocracia, entendida como la administración racional de los aspectos comunes de una sociedad, es un sistema muy antiguo. De hecho, este tipo de organización ya existía en los primeros Estados surgidos en Oriente Próximo hace más de 5000 años. Un ejemplo claro lo constituyen los gobiernos del Antiguo Egipto, los cuales contaban con una organización jerarquizada de la administración que favorecía la recaudación de impuestos y su posterior distribución.

Sin embargo, fue en la Edad Moderna que el concepto de burocracia comenzó a ser utilizado, en este caso, de forma peyorativa como una forma de criticar a la falta de flexibilidad y las obstaculizaciones propias de las monarquías absolutas. Posteriormente, el término se popularizó y se difundió globalmente a raíz del surgimiento de los Estados modernos a finales del siglo XVIII. Esto fue así debido a que la necesidad de evitar el nepotismo y de agilizar los trámites en condiciones de igualdad para todas las personas, llevó al desarrollo de un importante aparato administrativo. Según Max Weber, uno de sus principales teóricos, este sistema constituye la forma más segura y racional de ordenar lo público. Desde su punto de vista, la burocracia cuenta con ventajas en el sentido de que, al haber tareas prefijadas y una autoridad jerarquizada, se logra una mayor precisión y regularidad.

Características

La burocracia es un sistema de organización racional de la administración que cuenta con sus características particulares. En primer lugar, las decisiones son tomadas mediante cadena de mandos debido a que la autoridad se encuentra completamente jerarquizada. Asimismo, la burocracia implica una división estricta de las tareas en que cada persona cumple su rol definido, siguiendo patrones de trabajo estandarizados y sistematizados.

Otra característica a tener en cuenta de la burocracia es que propicia las relaciones impersonales entre los individuos, favoreciendo el establecimiento de los mismos derechos y las mismas obligaciones para todas las personas. En este sentido, para la burocracia es muy importante el respeto estricto de las normas que han sido previamente escritas ya que eso permite que haya un mismo criterio lógico para todas las situaciones. A su vez, para evitar malos entendidos, todas las tareas deben quedar por escrito, utilizándose los canales formales de comunicación.

Con estas características, los objetivos principales que se propone el aparato burocrático consisten en prever el desempeño de la administración y lograr una mayor eficiencia mediante la optimización de los trabajos y de los recursos materiales. Sin embargo, los propios mecanismos rígidos de la burocracia pueden degenerar en una extrema lentitud para la resolución de las tareas, en falta de flexibilidad para la toma de decisiones, y en contradicciones entre los distintos cuerpos burocráticos.

Ejemplos

En la actualidad, la mayoría de las instituciones, sean públicas o privadas, cuentan con burocracias desarrolladas. Así, tanto hospitales, como escuelas y empresas poseen un aparato de autoridades jerarquizadas que tienen por objetivo la racionalización del orden y la administración.

En este sentido, hoy en día, cualquier trámite o gestión debe pasar por el aparato de la burocracia. Algunos ejemplos que se pueden mencionar son los siguientes:

• Inscripción de una propiedad o de un automotor.

• Inscripción de un niño recién nacido.

• Realización de denuncias.

• Pago de multas o sanciones.

• Obtención de permisos para realizar actividades específicas.

• Obtención de licencias de conducir.

• Inscripción del fallecimiento de una persona.

Definición siguiente. Estado Moderno >>

Referencias bibliográficas

Weber, M. (1991), Escritos políticos. Madrid: Alianza.

Autora

Escrito por Mercedes Roch para la Edición #118 de Enciclopedia Asigna, en 11/2022. Mercedes es Profesora y Licenciada en Historia, egresada de la Universidad de Buenos Aires, Argentina. Maestranda en Estudios Culturales Latinoamericanos. Autora de Primeras (Editorial Malisia).