Definición de Coherencia y Cohesión Textuales diferencia, y ejemplos

Coherencia textual significa que las ideas que conforman un texto están desarrolladas de manera lógica, siguiendo una estructura que va de lo general a lo particular donde los temas presentados guardan estrecha relación uno con otro. La cohesión textual se refiere a la posibilidad que tiene una oración de ser interpretada en relación con las demás. Es decir, mientras que la coherencia determina la lógica de un texto, la cohesión permite apreciar qué tan relacionada está una oración con otra, es por esto que, al igual que en la coherencia, los nexos juegan un papel importante.

Debido al manejo de reglas ortográficas, a la estructuración y jerarquización de ideas y al desarrollo de un adecuado aparato crítico, la redacción escolar y académica suele ser un desafío para estudiantes e investigadores. Si bien la elaboración de textos implica un desafío intelectual considerable, el uso de ciertos elementos verbales facilita la incursión en el mundo de la escritura. El conjunto de estos elementos es lo que se conoce como coherencia y cohesión.

Coherencia textual

Para que exista coherencia es necesario, en primer lugar, tener claro el tema y el objetivo del texto; esto permitirá organizar las ideas de acuerdo con su nivel de importancia. Después se debe partir de lo general, es decir, de los aspectos más amplios del tema que sirven como marco de referencia. A partir de lo general se va acotando el contenido hasta llegar a lo particular, o sea, a la idea central del texto.

Por ejemplo, si nuestra intención es escribir un texto sobre un autor en específico, primero debemos hablar del género al que pertenece su obra; después, sobre sus publicaciones y las características de estas para finalmente abordar o explicar el tema que nos interesa enfatizar. Este pequeño esquema permitirá contextualizar nuestra propuesta (idea principal del texto) de tal modo que lo general guarde relación con lo particular.

En segundo lugar, es necesario utilizar los nexos o conectores de manera apropiada. Cada nexo posee una función específica, de acuerdo con la relación que queremos establecer entre las oraciones de nuestro texto debemos utilizar un nexo en concreto. Por ejemplo, consideremos las siguientes oraciones:

“Este texto parece coincidir con las características de lo fantástico”
“no es así”

Para poder unirlas mediante un nexo es necesario entender qué relación se establece entre ambas. La segunda oración es una oposición a la primera, por lo que se requiere el uso de un nexo de tipo adversativo: pero, sin embargo, no obstante. Entonces queda de la siguiente manera:

“Este texto parece coincidir con las características de lo fantástico, no obstante, no es así…”

Si deseamos añadir la explicación que justifique el hecho de que no corresponde con lo fantástico, entonces debemos introducirla por medio de un nexo o conjunción causal:

“Este texto parece coincidir con las características de lo fantástico, no obstante, no es así puesto que…”

De este modo, los nexos nos sirven para unir las oraciones de un texto según la relación que se establece entre ellas.

Cohesión textual

Un nexo, además de relacionar de manera lógica una oración con otra, las aproxima o aleja según el uso que se le dé. De esta forma es posible decir que un texto correctamente escrito será aquel donde las oraciones estén relacionadas lo más estrechamente posible entre ellas.

Ejemplo/ejercicio

En este sentido y como producto cultural sujeto a un sinfín de entramados de carácter político, la literatura no escapa de estas estructuras de poder por lo que, en muchos casos, ciertos escritores son censurados o ignorados porque sus obras no corresponden con los objetivos que las agendas nacionales se plantean. Ejemplo de esto es el escritor mexicano Francisco Tario cuyas preocupaciones intelectuales se alejaron de explicar o describir lo mexicano y se centraron en temáticas más universales como el sentido de la vida misma. Su narrativa se enfocó principalmente en situaciones que abordaran el drama del hombre y su existencia. De hecho, la gran mayoría de los cuentos de La noche, libro publicado en 1943, así como Una violeta de más de 1968, tratan temas de tinte existencialista con un fondo donde lo sobrenatural es el eje que da coherencia a todos los textos, razón que lo alejó mucho más del canon literario de la época.”

Es posible apreciar que las ideas son presentadas de forma lógica, gracias a un proceso de jerarquización donde las ideas secundarias refuerzan a la principal. Además, la coherencia es resultado de partir de lo general (hablar en primera instancia de las medidas de censura sobre escritores) para llegar a lo particular (el ejemplo específico del escritor mexicano Francisco Tario). Además, cada oración guarda una estrecha relación con las que las que le rodean haciendo de este un texto cohesivo que establece, con la ayuda de cada una de las oraciones, una idea general.

Definición siguiente. Conectores Coordinantes y Subordinantes >>

Autor

Escrito por Marcelo Jesús Salazar Martínez para la Edición #113 de Enciclopedia Asigna, en 07/2022. Marcelo es licenciado en Lingüística y Literatura Hispánica, actualmente estudia la maestría en Literatura Hispanoamericana con PNCP en la BUAP y se especializa en narrativa fantástica hispanoamericana de los siglos XIX, XX y XXI.