Definición de Obra Pública clasificación, y fases

aydinmutlu
Arturo Dubey
Lic. en Economía (UNAM)

La obra pública es la acción que realiza el gobierno con la finalidad de crear bienestar en la sociedad, en este sentido, no necesariamente son construcciones de edificios o carreteras, sino que también se encuentran involucradas diversas promociones para tratar de aumentar el nivel de la inversión en todos los sectores. Igualmente, el término se define en sí como el desarrollo de elementos de ayuda a la comunicación y la calidad de los individuos de la comunidad.

Las obras públicas se diversifican en los niveles de gobierno, el federal, seguido del estatal y en los gobiernos representantes de pequeños espacios territoriales como alcaldías y municipios, cada uno genera sus proyectos conforme a una planeación estratégica entre todos. Una de las cualidades, es que se hacen con recursos públicos, dinero parte del erario, y financiamientos que se obtienen por la venta de activos o bonos; algunos gobiernos son dueños de empresas que ofrecen servicios, tal es el caso, por ejemplo, de la electricidad en México, desde la promoción y la entrada de inversión ya considerada parte de una obra pública, también la infraestructura para llevar el servicio a todas las partes del país, incluidas zonas rurales lejanas a la urbanidad, Las obras públicas también se componen de edificios, equipamiento o mobiliario.

Clasificación de las obras públicas

– Transporte. En este rubro se considera toda la infraestructura para la comunicación terrestre, la construcción de carreteras, de puertos, canales, así como todo lo referente a la movilidad aérea, en algunos países se trabaja constantemente en los sistemas de transporte es público, ya sea que se trate de trenes y camiones, esto es muy regular en América Latina.

– Urbanismo. En este sector se considera la pavimentación de calles, alumbrado público, parques, puentes y todo lo referente al desarrollo y bienestar afuera de los hogares y negocios.

– Obras hidráulicas. Creación y mantenimiento de presas, alcantarillas y todo el abastecimiento, reciclaje del agua y su uso de para producir energía, en los países con empresas públicas que se encargan de brindar este servicio, el diseño de aprovechamiento y captación de agua es parte del estado, destaca dentro de lo moderno las obras de captación pluvial.

– Servicios y espacios públicos. Este tipo de obras que brinda el gobierno a la ciudadanía se califica de una manera singular debido a que se realiza en diversas variantes, por ejemplo, la creación de museos, recintos de arte y cultura; otro rubro son las oficinas, escuelas y hospitales, por mencionar los más notorios a lo que suele brindar el estado en ciertas naciones. En el caso de Latinoamérica mucha de esta inversión es pública con el apoyo de donaciones e inversiones privadas en porcentajes.

El estado utiliza la licitación para conseguir al mejor postor a las obras a generar, esta es un concurso de presupuestos en el que se contrata no solo al que ofrezca el precio más bajo, sino al que cuente con la calidad y garantía de que se usan los materiales con mayor resistencia y muchos otros beneficios que pueda ofrecer; no todo se trabaja en licitaciones, también se dan las contrataciones directas, donde el estado considera que una empresa ya sea nacional o extranjera es la opción óptima para el trabajo.

Puesta en marcha y fases

Una obra pública se celebra en tres fases, la primera es la parte del diseño y planeación, donde se explora y analiza el beneficio y rentabilidad del proyecto, en este se encuentran emergidos gran cantidad de profesionales de todos los ámbitos, inclusive ecologistas, ya que algunas obras pudieran afectar el medio ambiente y la diversidad natural de la zona. La etapa que sigue, una vez que el proyecto está aprobado, es la contratación, la cual, como ya se ha mencionado, se lleva adelante de forma directa o a través de una licitación. La última fase es la ejecución, basada en los tiempos establecidos, en todo momento bajo una gestión, la cual no solo se encamina al desarrollo sino también a las finanzas, siempre verificando que el presupuesto este bien encaminado, no hay que olvidar que se trata de erario público y esto requiere de una precisa transparencia.

En la actualidad, las obras públicas están enfocadas a la sostenibilidad, que permitan acrecentar el nivel de vida de los integrantes de la sociedad, los proyectos van encaminados al ahorro de energía, al reciclaje y durabilidad de los materiales utilizados para que la obra dure más años, claro que con el mantenimiento correcto, sobresalen los asfaltos ecológicos, aquellos que cuentan con un tratamiento descontaminante conocido como SMA una mezcla bituminosa con macro texturas superficiales.


Autor

Escrito por Arturo Dubey para la Edición #41 de Enciclopedia Asigna, en 07/2016. Dubey es Licenciado en Economía egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)