Definición de Inquisición historia, y características

Mercedes Roch
Lic. en Historia

Se llamó Inquisición al conjunto de instituciones propias de la Iglesia católica que tuvieron por objetivo perseguir y castigar a todo aquel que se mostrara adverso al catolicismo. Si bien la Inquisición comenzó a funcionar a principios del siglo XII como institución, fue a partir de 1252 que se habilitó la tortura física como forma de acceder a la confesión de los condenados. Así, se cobró la vida de una gran cantidad de personas, no solo en Europa, sino también en América, ya que se impuso en los territorios coloniales de España y Portugal. Tras siete siglos vigente y al calor de los cambios del momento, la Inquisición fue finalmente abolida en el siglo XIX.

Historia de la Inquisición

La Iglesia católica siempre condenó a la herejía. Sin embargo, la primera aparición formal de la Inquisición como institución tuvo lugar en el Languedoc, sur de Francia, a principios del siglo XII para perseguir al catarismo, una doctrina considerada herética por afirmar que tanto Dios como Satanás eran los creadores. De esta forma, inició la llamada Inquisición episcopal luego de que el Papa Lucio III emitiera en 1184 la bula “Ad Abolendam”, la cual brindaba a los obispos locales la potestad para juzgar y condenar a quienes eran considerados herejes. Sin embargo, la misma no tuvo éxito debido a que funcionaba de forma irregular y se reunía esporádicamente, es decir que, para los fines de la Iglesia, era ineficaz.

Con la publicación de la bula “Excommunicamus” en 1231, bajo el papado de Gregorio IX, la Inquisición episcopal fue reemplazada por la Inquisición pontificia por lo que la misma pasó a estar bajo la autoridad directa del Papa. No obstante, el proceso de castigo a los herejes fue llevado al extremo tras la publicación de la bula “Ad extirpanda” en 1252 por parte del Papa Inocencio IV ya que la misma estableció el uso de la tortura como un medio para obtener la confesión de los herejes. En este punto es importante tener en cuenta que la herejía era considerada como un crimen de lesa majestad.

Debido a que la Inquisición surgió en el siglo XII y fue abolida en el siglo XIX, es evidente que sus mecanismos se fueron modificando a lo largo de los años, adaptándose a cada contexto. Sin embargo, aunque haya cambiado, en el largo plazo se puede afirmar que mediante este proceso la Iglesia católica se pudo fortalecer económicamente ya que gran parte de los bienes de los considerados herejes fueron confiscados por la misma.

Características

Si bien la Inquisición fue mutando con los años, podemos señalar una serie de características generales.

En primer lugar, lo que la misma llevó a cabo fueron procesos judiciales que eran encabezados por agentes eclesiásticos, llamados inquisidores, que en cooperación con las autoridades civiles, combatían los crímenes que atentaban contra la religión católica. En este punto, es importante destacar que una mera acusación ya servía para iniciar la investigación que, ante sospecha, llevaban al condenado a juicio y posterior sentencia. Es de destacar que lo que la Iglesia consideraba como crímenes que atentaban contra la fe católica eran la herejía, la apostasía, el bestialismo, el paganismo, la brujería y la homosexualidad (llamada “sodomía”).

En segundo lugar, debido a que la confesión, desde el siglo XIII, se pudo obtener mediante la tortura, gran parte de los condenados confesaban haber cometido los crímenes de los cuales se los acusaba como una forma de terminar con los castigos físicos, es decir que había pocas posibilidades de defensa una vez que el juicio iniciaba. Cuando confesaban, se les daba un castigo que dependía de la gravedad del delito y del grado de arrepentimiento del condenado. Entre los principales castigos podemos mencionar: la expropiación de sus bienes para la Iglesia, pago de multas, el escarnio público, la muerte en la hoguera o el ahogamiento. Así, otra característica de la Inquisición consistió en entender que la mortificación del cuerpo era necesaria para purificar el alma.

En tercer lugar, es preciso destacar que la Inquisición fue una institución totalmente burocratizada en la que cada miembro de la misma cumplía un rol particular. Por ese motivo, se llevó un registro preciso de los interrogatorios y las condenas que hoy en día constituyen fuentes valiosas para los historiadores.

Finalmente, la Inquisición no solo persiguió a las personas, sino que también llevó a cabo una masiva destrucción de libros considerados heréticos, a la vez que torturó y asesinó a animales que eran considerados portadores de entidades demoníacas.

Definición siguiente. Hereje >>

Referencias bibliográficas

Ginzburg, C (2016), “El queso y los gusanos: El cosmos según un molinero del siglo XVI”, Barcelona: Península.

Autora

Escrito por Mercedes Roch para la Edición #116 de Enciclopedia Asigna, en 09/2022. Mercedes es Profesora y Licenciada en Historia, egresada de la Universidad de Buenos Aires, Argentina. Maestranda en Estudios Culturales Latinoamericanos. Autora de Primeras (Editorial Malisia).