Definición de Verboides ejemplos en infinitivo, gerundios y participios

Francisco Javier Macías Mendoza
Lic. en Letras Españolas

Recordemos que el verbo expresa la acción, la pasión, el estado o situación en que ocurre un mensaje, de acuerdo a la postura (modo) de la persona quien emite en la secuencia (tiempo) con que se denota el mensaje. Los verbos tienen cierta parentela con palabras que no tienen persona específica, por lo que no denotan modo ni tiempo. Los verbos y sus parientes, los verboides.

Los verboides son formas no personales del verbo. Estas formas son tres: Infinitivo, Gerundio y Participio, los tres primos de los verbos. Para el gramático Andrés Bello (1781-1865), estas formas no personales deben llamarse “derivados verbales”, dado que no son verbos propiamente, sino procedentes de esta categoría gramatical. Nos quedamos con la denominación de verboides.

Ejemplos de los verboides en infinitivo

Este verboide es la forma más simple de la noción verbal. Se distingue porque el Infinitivo indica las tres maneras en que existen las acciones, que llamamos conjugaciones. Entonces, la primera conjugación corresponde a la terminación ar; la segunda, a la terminación er; la tercera, a la terminación ir. Ejemplos:

Primera conjugación: amar, caminar, rasgar, tronar.
Segunda conjugación: beber, correr, mover, saber.
Tercera conjugación: conducir, corregir, decir, lucir.

La frase “ser o no ser” está construida en el verboide Infinitivo: no se sabe quién la dice, en qué tiempo o cuál es modo en que se expresa.

En las oraciones y en las frases, todos los verbos se pueden regresar a su forma simple, o sea al Infinitivo correspondiente. Por ejemplo:

Oración 1: El paquete llegará mañana.
Verbo: llegará
Infinitivo: llegar (terminación ar)

Oración 2: Establecimos la tienda de campaña cerca.
Verbo: establecimos
Infinitivo: establecer (terminación er)

Oración 3: Ella asistió a la fiesta ayer.
Verbo: asistió
Infinitivo: asistir (terminación ir)

Ejemplos de los verboides gerundios

Este verboide expresa que la acción todavía se da en el momento en que se enuncia; se distingue porque termina en ando-iendo. Ejemplos:

Juan llegó corriendo a su clase.

Sancho va cabalgando al lado del Quijote.

Es posible que te hayas enterado de cierta “norma” que se aplica a los textos académicos y formales, consistente en eliminar los verboides en gerundio por una cuestión de supuesta elegancia en el lenguaje escrito. Pero no hay ninguna razón certera, o sea que no es incorrecto emplear los gerundios como parte de un texto académico.

Entonces, el empleo del gerundio sigue siendo tan válido como que sigue ocurriendo la evolución del idioma español, lo mismo que habló Miguel de Cervantes y que se ha publicado en la última edición del Diccionario de la Lengua Española, con todas las acepciones e incorporaciones.

Ejemplos de los verboides participios

Este verboide es excepcional. Además de ser una forma no personal del verbo, puede funcionar también como adjetivo.

El verboide participio tiene las terminaciones ado, ido, to, so, cho. Ejemplos: Asado, concluido, impuesto, recluso, hecho.

El Participio acepta la forma regular y la forma irregular.

Para la forma regular, tenemos la terminación típica ado-ido, en la enunciación de los llamados tiempos compuestos; por ejemplo:

El bistec fue asado a fuego lento.
Como el evento ha concluido, el orador se retiró.

Para el caso del Participio en forma irregular, que funciona a su vez como adjetivo, es preciso menciona que se estructura sobre el llamado supino latino y acepta las terminaciones to-so-cho. Podemos mencionar estos ejemplos:

Part. Inf.; Regular; Irregular
absorber; absorbido absorto
abstraer; abstraído; abstracto
bendecir; bendecido; bendito
comprimir; comprimido; compreso
concluir; concluido; concluso
confesar; confesado; confeso
contentar; contentado; contento
convencer; convencido; convicto
corregir; corregido; correcto
difundir; difundido; difuso
elegir; elegido; electo
eximir; eximido; exento
extinguir; extinguido; extinto
freír; freído; frito
incluir; incluido; incluso
nacer; nacido; nato
recluir; recluido; recluso
suspender; suspendido; suspenso
teñir; teñido; tinto

Vale exponer que todas las formas de Participio aquí mencionadas (y otras que también son de este tipo de verboide), son correctas, ya sea regular o irregular. Pueden sonar raras, pero todas las formas son correctas.

En muchas ocasiones, el Participio irregular se considera una forma arcaica (de ahí el origen del supino latino para dicha forma del Participio), y a veces una forma elegante del empleo de este verboide como adjetivo.

También es preciso mencionar que el verboide Participio acepta el género femenino, al ser función de adjetivo (teñida, tinta, incluida, inclusa).

Tanto el infinitivo, pasando por el gerundio e incluido el participio, los verboides han de prevalecer como aquellas formas no verbales (sin modo ni tiempo), para enunciar la realidad y crear categorías que sirvan para mostrar cualidades (o sea la función de adjetivo), ya sea de la misma acción o de un sustantivo.

Definición siguiente. Verbos en Infinitivo >>

Autor

Escrito por Francisco Javier Macías Mendoza para la Edición #114 de Enciclopedia Asigna, en 08/2022. Macías Mendoza es Licenciado en Letras Españolas y maestro en Educación con Enfoque en Innovación de la Práctica Docente, ha escrito libros de relatos y es profesor desde hace 20 años, se dedica a la divulgación de temas sobre literatura, gramática y comunicación.