Definición de Mayas ubicación/cultura prehispánico, y conquista

Ana Somohano
Lic. en Historia

Los mayas son un grupo cultural ubicado en el sureste del área cultural de Mesoamérica. Su origen se remonta al periodo Preclásico y su larga historia sigue construyéndose aún hoy en día.

Ubicación y evolución cultural en época prehispánica

Los mayas fueron una importante cultura que se desarrolló en la región sureste de Mesoamérica, en el territorio de lo que hoy en día es México (en los actuales estados de Chiapas, Tabasco, Yucatán, Quintana Roo y Campeche), Guatemala, Belice, el norte de Honduras y el norte de El Salvador.

Podemos situar los inicios de la cultura maya en el Preclásico Medio (1200-400 a.C.) y en el Preclásico Tardío (400 a.C.-250 a.C.) en las Tierras Bajas del Peten, Guatemala. En estas fechas ciertos asentamientos de la Cuenca del Mirador comenzaron a experimentar cierto desarrollo, convirtiéndose en importantes centros urbanos con grandes estructuras, como Nakbé o El Mirador. En esta época se desarrolló además la escritura maya, cuyo ejemplo más temprano (300 a.C.) ha sido localizado en la ciudad de San Bartolo, Guatemala. Estas ciudades, sin embargo, fueron abandonadas a lo largo del Preclásico tardío. Durante el Preclásico tardío (400 a.C-250 d.C.) también hubo un desarrollo relevante en los altos de Guatemala y la costa del Pacífico

Durante el Clásico (250-900 d.C.), el área maya alcanzó un gran esplendor. Las Tierras Bajas del sur vieron proliferar una gran cantidad de ciudades-estado gobernadas por distintas dinastías. Estas urbes crearon sistemas de alianzas entre ellas, en un juego político dominado por las ciudades de Tikal y Calakmul. El desarrollo del arte y la escritura maya dotaron a estas dinastías de un excelente medio para promocionarse, lo que a su vez legó a los historiadores de importantes fuentes para entender este periodo.

A finales del periodo Clásico, las grandes dinastías de las Tierras Bajas del sur desaparecieron y las ciudades experimentaron un descenso drástico de población. Durante el periodo Postclásico (900-1500 d.C.), tomaron el relevo los centros urbanos de las Tierras Bajas del norte, ubicados al norte de la península de Yucatán, como Chichén Itzá o las ciudades de la serranía Puuc (Labná, Sayil, Uxmal, etc.) La escritura no desapareció, pero sí disminuyó su importancia en los programas escultóricos.

También, parece haber habido cambios en la forma de gobierno: aunque las ciudades tenían sus propios gobernantes, hubo una confederación entre algunas de ellas conocida como la Liga de Mayapán.

Las Tierras Altas de Guatemala parecen haber experimentado un esplendor durante este periodo, con el apogeo de ciudades como Q’umarkaj, Mixco Viejo o Iximche’. Durante el Postclásico, ambas regiones experimentaron un auge del espíritu militarista (en Yucatán relacionado con la influencia de la cultura tolteca del centro de México), lo que se refleja en las Tierras Altas en la construcción de importantes fortificaciones.

Los mayas tras la conquista

Las costas mayas fueron muy pronto divisadas por los españoles; Colón incluso pasó junto a este territorio en su cuarto viaje (1502) y describió una canoa maya que interceptó cerca de Honduras. Posteriormente, otras expediciones se adentraron en el territorio. Sin embargo, la conquista del área maya no comenzó sino hasta concluida la conquista de Tenochtitlan.

En 1523, Pedro de Alvarado y sus aliados avanzaron sobre las Tierras Altas de Guatemala hasta Honduras. Por su parte, Francisco de Montejo llegó a Yucatán en 1527, iniciando una campaña de conquista que duraría hasta la mitad del siglo XVI. La conquista del área maya fue lenta y difícil y se prolongó hasta 1697, año en que cayó la ciudad de Tayasal, ubicada en el lago Petén Itzá, Guatemala.

No obstante, a pesar de la imagen que ha predominado de los mayas como una cultura prehispánica, la cultura maya no pereció con la Conquista. Tampoco el dominio del territorio fue total: muchas áreas quedaron fuera del dominio de los españoles, primero, y de la República mexicana, después.

Parte de la población maya fue sometida y evangelizada, pero había una fluctuación constante entre los pueblos de indios, bajo el dominio colonial, y las tierras fuera de su control. Incluso en la zona reducida, la cultura maya continuó siendo una cultura vibrante que se reflejó en diversos documentos escritos tanto en español como en lengua maya, como pueden ser el Popol Vuh o los Libros de Chilam Balam.

Las rebeliones mayas fueron frecuentes, siendo quizás la más destacada la Rebelión de Jacinto Canek en 1761. Entre 1847 y 1901, la Guerra de Castas entre blancos y mayas puso en jaque la región en los albores de la República mexicana.

Los mayas hoy

El pueblo maya, por lo tanto, nunca fue totalmente dominado. Hoy en día se hablan hasta treinta lenguas mayas. La cultura maya actual no es un mero reflejo de la grandeza de la cultura maya prehispánica, sino que es una cultura viva que dialoga con los tiempos modernos.

Más allá de la imagen folclórica difundida entre ciertos sectores, los mayas de hoy producen literatura, cantan rap en lenguas mayas y generan una relación propia con su pasado y su entorno.

Definición siguiente. Mesoamérica >>

Referencias bibliográficas

• Nikolai Grube (ed.) (2006): Los Mayas; una civilización milenaria. Colonia: Könemann.

• Nancy Farris: La sociedad maya bajo el dominio colonial. Ciudad de México: Artes de México y del Mundo.

Autora

Escrito por Ana Somohano para la Edición #109 de Enciclopedia Asigna, en 02/2022. Ana es historiadora por la Universidad Complutense de Madrid y maestra en Estudios Mesoamericanos por la Universidad Nacional Autónoma de México. Ha realizado trabajos de investigación en México, Guatemala, Honduras y Perú, y se desempeñó como curadora en el Dpto. de las Américas en el Museo Británico.