Principal - Biografía

Biografía de Johannes Gutenberg

F. M. U,
Lic. en Comunicación
Johannes Gutenberg fue un artesano alemán. Fue el creador de la imprenta a mediados del siglo XV, un suceso que revolucionó el mundo y promovió la difusión del saber a través del libro. La base de su invento fueron los tipos móviles y estuvo varios años investigando y ensayando con ellos hasta llegar al fantástico resultado final. Se destacó por sus habilidades manuales y por su afán comercial. Sin embargo, no pudo escapar de la falta de escrúpulos de algunos de sus socios y perdió gran parte de lo creado con tanto esfuerzo. También fue afectado por la expropiación de sus propiedades familiares cuando el arzobispo Adolfo de Nassau II invadió su ciudad. Murió prácticamente en la pobreza. El arzobispado le entregó una modesta pensión hasta su muerte.
  • 1394 – 1400
  • Se ubicó su nacimiento en la ciudad de Maguncia, entre los años señalados. Su nombre real habría sido Johannes Gensfleisch, porque el de Gutenberg sería el nombre de la casa de su familia. Su padre fue un acaudalado aristócrata local que se dedicó a la orfebrería. Fue el segundo de tres hijos.

  • 1411
  • Se mudó con toda la familia a una localidad cercana luego de un levantamiento contra los aristócratas locales. Trabajó como aprendiz en el taller de su padre.

  • 1418
  • Estudió orfebrería en la Universidad de Erfurt.

  • 1419
  • Falleció su padre y recibió parte de su herencia.

  • 1434
  • Partió hacia Estrasburgo donde se estableció y trabajó como orfebre, siguiendo los pasos de su padre.

  • 1436
  • Fue denunciado por una mujer por no haber asumido un pacto de matrimonio con ella.

  • 1437
  • Creó un singular sistema para pulir piedras preciosas y al año se asoció a un grupo de empresarios para producir espejos para los peregrinos. Los espejos los llevaban prendidos a su sombrero, en los bastones o en las túnicas que vestían. La funcionalidad que les asignaron fue la de captar los destellos de las imágenes sagradas porque creían que de esta manera recibían la bendición divina.

    A la par, y gracias a la enorme pericia que ostentó para trabajar el metal, comenzó a trabajar en la creación de un sistema mecánico destinado a la fabricación de libros que utilizase caracteres metálicos, los famosos tipos móviles.

    Hasta su descubrimiento, en Europa, solamente se conocía la copia manuscrita, realizada por escribanos, como metodología de reproducción de los textos. Dicha actividad se concentró primero en los monasterios y luego se trasladó a las universidades donde se instalaron talleres que emplearon copistas para agilizar el trabajo.

  • 1448
  • Mantuvo un severo conflicto con sus socios del emprendimiento de fabricación de espejos y regresó a Maguncia en búsqueda de nuevos socios capitalistas para continuar con su flamante empresa.

    Un rico comerciante de Núremberg, Johann Fust, le prestó 1.100 florines para que pudiese fabricar instrumentos y avanzar más en el proyecto.

  • 1450
  • La novedad que trajo y que fascinó al mundo fueron los tipos móviles que facilitaron la impresión mecánica de los textos escritos sin la necesidad de grabar cada página.

    Los tipos móviles, letras talladas en metal, se podían combinar y formar palabras, líneas de una página, entre otras posibilidades. Y por supuesto aportaron una tremenda rapidez a la reproducción de los textos escritos y la posibilidad de hacerlo a gran escala como nunca.

    La impresión de la Biblia fue la ópera prima de su flamante creación. Se la denominó Biblia de 42 líneas porque justamente ese fue el número de renglones que llevó, estructurados en dos columnas, que conformaron las 1.286 páginas del libro sagrado. Fue impresa en dos volúmenes, en tamaño folio.

    Pudo concretar su afán y demostrarle al mundo entero que su invención podía producir un libro tan bello y perfecto como los más sobresalientes manuscritos de aquellos años. La gran y sustancial diferencia a su favor es que se podían realizar 200 copias iguales.

    Tres años le tomó la impresión total. Se habrían usado cuatro prensas que actuaron en forma simultánea, una docena de prenseros y seis tipógrafos.

    Aunque trató durante algún tiempo que el invento se mantuviese en secreto y no fuese develada la existencia de la prensa, el aparato clave de su sistema de impresión, finalmente trascendió y fue una auténtica revolución para su patria, el planeta y para la difusión del conocimiento.

    Su modelo fue reconstruido en el Museo de Maguncia.

    Cabe destacarse que su ejemplar careció de algunos componentes que se le fueron agregando con el correr del tiempo y los avances tecnológicos.

  • 1455
  • Fue denunciado por su nuevo socio de utilizar los fondos prestados para otra empresa y recibió una condena de la justicia que determinó que le tenía que devolver los 1.100 florines más 100 en concepto de intereses, un dinero que no disponía.

    Finalmente, el avezado y rico comerciante Fust que, vislumbró de antemano el éxito comercial que produciría el descubrimiento de su exsocio y creador se quedó con gran parte del material de la impresión. Incluso, con la ayuda de su yerno, estableció uno de los talleres más importantes de Europa, a costa de engañar al inventor.

    Conservó al menos una prensa con la cual continuó trabajando en Maguncia e imprimió un diccionario latino llamado el Catholicon.

  • 1458 – 1460
  • Se mudó a Bamberg donde terminó la impresión de la Biblia de 36 líneas.

  • 1462
  • Maguncia fue invadida por el príncipe Adolfo II de Nassau, también designado arzobispo de la ciudad. Sufrió en carne propia la represión de la nueva autoridad que le confiscó la casa familiar y se tuvo que exiliar a la ciudad de Eltville. En este tiempo afrontó dificultades económicas graves.

  • 1465
  • Pudo regresar a la ciudad. El arzobispo le reconoció su valor profesional y ser el inventor de la imprenta. Lo sumó al personal del Palacio. Le brindó una serie de beneficios.

  • 1468
  • Falleció en Maguncia, en un contexto de fragilidad económica, a pesar de haber sido el inventor de uno de los dispositivos más importantes de la historia y el instrumento con el cual se difundió fantásticamente el conocimiento a todos los rincones del planeta.

  • Influencias y aportes al desarrollo de la humanidad
  • Facilitó el incremento de la impresión de libros; acercó a todo tipo de público a la lectura gracias a la disponibilidad y costos accesibles; desarrolló y profesionalizó la actividad de escritor; incrementó los niveles de alfabetización; fue clave en el desarrollo de procesos como el Renacimiento, de movimientos como el Humanismo, la Reforma Protestante, la Revolución Científica y la Ilustración, entre otros.


Autora

Escrito por F. M. U, para la Edición #133 de Enciclopedia Asigna, en 02/2024. F. M. U, es Lic. en Comunicación y Profesora