Definición de Abecedario/Alfabeto origen, y dígrafos “ch” y “ll”

Ambas denominaciones remiten a la agrupación de un número específico y ordenado de diferentes grafías, las cuales representan de manera aproximada una correspondencia entre los sonidos de una lengua (fonemas) y una escritura particular (grafías o letras). De esta forma tenemos que, en el español, la letra “b” usualmente corresponde al fonema /b/, la letra “a” al fonema /a/ y la letra “c” a veces al fonema /k/ como en la palabra “casa”.

Actualmente, la Real Academia de la Lengua Española ha descrito al alfabeto del español como uno formado por veintisiete grafías o letras, veintidós consonantes y cinco vocales, las cuales son: a, b, c, d, e, f, g, h, i, j, k, l, m, n, ñ, o, p, q, r, s, t, u, v, w, x, y, z, cuyas pronunciaciones correctas son las siguientes: a, be, ce, de, efe, ge, hache, i, jota, ka, ele, eme, ene, eñe, o, pe, cu, erre, ese, te, u, uve, uve doble, equis, ye, zeta.

Origen

El abecedario de la lengua española se basa en el actual abecedario latino. A pesar de presentar algunas variaciones en el uso particular de cada lengua, este es el alfabeto más usado en todo el mundo con más de 60 idiomas que lo utilizan actualmente, entre ellos el inglés, español, alemán, francés, portugués, italiano, rumano, sueco, turco y muchos más, aunque estos son tan solo una minoría del total de lenguas habladas en todos los países.

El abecedario latino debe su nombre al antiguo alfabeto latino del cual derivan la mayoría de las grafías actuales. Este alfabeto está mayormente basado en uno de origen griego y es por ello que muchas de nuestras letras actuales son similares o iguales a las que se usaban en ese tiempo. Por ejemplo, la grafía y el sonido de la letra “alfa” es la misma que actualmente conocemos como “a”. algunas otras letras y fonemas que son similares a los que usamos actualmente son: beta (b), gamma (g suave), delta (d), iota (i), kappa (k o c), mi (m), ni (n), tau (t) y omega (o).

Los dígrafos “ch” y “ll”

Las anteriormente conocidas como las letras “che” y “lle” del abecedario fueron quitadas de este debido a que no son consideradas letras, sino dígrafos, es decir, la combinación de dos letras (o grafemas) que representan un fonema en específico de una lengua.

Su exclusión se debe a que las letras que integran el abecedario deben ser las figuras más simples del mismo. En este sentido, se podría decir que las letras “ch” y “ll” se encuentran en un nivel por encima de lo simple al ser una combinación de letras y no una sola letra o trazo por sí mismas. Una situación similar ocurre con la combinación “rr” usada en palabras como “carro” y “guitarra”; o el del dígrafo “sh” que se usa principalmente para extranjerismos como “show” o “shampoo”.

La RAE ha declarado que la exclusión de estos dígrafos no significa que estos dejen de existir en la lengua, por lo que tampoco dejarán de ser importantes dentro del habla y la escritura, simplemente son quitados del alfabeto por funcionalidad. Esto último se refiere, por ejemplo, a la búsqueda de una palabra en un diccionario; si en el pasado para buscar la palabra “chocolate” era necesario buscar bajo el encabezado de la letra “ch”, ahora la búsqueda será por la letra inicial “c”; lo mismo, por ejemplo, con la palabra “lluvia” que ahora se encontrará bajo el encabezado de la letra “l” y no de la “ll”. Este sencillo cambio facilita la búsqueda de palabras tanto para los extranjeros como para los hablantes nativos.

Otros dos dígrafos importantes para el español son las combinaciones “gu + e/i” y “qu + e/i”. Estos dígrafos son utilizados en palabras como “guerra”, “guirnalda” con un sonido sonoro (con vibración de las cuerdas vocálicas) en oposición a palabras como “gesto” o “girasol” donde la “g” presenta un sonido sordo sonoro (sin vibración de las cuerdas vocálicas), como el de la letra “j”. Por otro lado, la letra “q” sólo se utiliza como dígrafo y no sola (con contadas excepciones) como en “queso”, “quiosco”, “esquema” o “esquí”.

Instrumento de aprendizaje en niños- fonética

El abecedario es un elemento importante en la enseñanza de la lengua escrita a los educandos, que radica en la relación establecida entre una grafía y un fonema. Es así que podemos ver a los estudiantes asimilando la correspondencia entre la letra “a” y las palabras “árbol”, “ala”, “arco”, etc.

Debido a que la lengua es un constructo social, es necesario que los niños y jóvenes aprendan la lengua y tengan capacidad de escribirla puesto que este aprendizaje no se da de manera natural, además, se le relaciona con diversos procesos neurológicos importantes en los primeros años de los niños. El conocimiento del abecedario sentará las bases para un uso correcto de la lengua en su forma oral o escrita.

Definición siguiente. Signo Lingüístico >>

Autor

Escrito por Marcelo Jesús Salazar Martínez para la Edición #115 de Enciclopedia Asigna, en 08/2022. Marcelo es licenciado en Lingüística y Literatura Hispánica, actualmente estudia la maestría en Literatura Hispanoamericana con PNCP en la BUAP y se especializa en narrativa fantástica hispanoamericana de los siglos XIX, XX y XXI.